20.6.16

Peatones denuncian 'robo' de acera en Colón y Periférico

Además, afuera de la estación del tren ligero la banqueta fue tomada por comercio ambulante
El informador
GUADALAJARA, JALISCO (20/JUN/2016).- A vecinos y transeúntes del cruce de Avenida Colón y Periférico les “robaron” alrededor de 50 metros de banqueta cercados con una malla ciclónica. Desde hace 16 meses que son obligados a arriesgarse a caminar por la calle, observó este medio en una visita a esa zona.

Una decena de personas solicitó la intervención inmediata de la autoridad municipal de Tlaquepaque para solucionar el problema que causa que le quitaran el derecho al peatón de caminar por las calles pero, sobre todo, por el riesgo de accidentes.

José Milán camina todos los días por la zona a tomar la ruta 30 y se queja de la “invasión a la vía pública y banqueta”. Pide a las autoridades de Tlaquepaque pongan orden en este punto. “Nos arriesgamos mucho. Si nos vamos al cruce de calle, los automovilistas no nos dejan pasar. Si cruzamos a mitad de la calle tenemos que bajar al arroyo, porque nos robaron la banqueta y un carril para los autos, la zona es muy peligrosa”.

Carmen Franco Torres, vecina de Juan de la Barrera, y quien a diario visita la zona de Periférico y Colón, asegura que desde la pasada administración municipal persiste el problema. “No entiendo quién autorizó esta obra y para qué, es un peligro constante. Fíjese qué estrecho es el camellón, parecemos equilibristas si caminamos por allí. ¿Dónde está la autoridad?”.

Un letrero que dice “Desviación” y otro más de “Calle cerrada. Ojo Tránsito Local” es lo que indica a los automovilistas que les quitaron un carril y que deben disminuir la velocidad, mientras  los peatones exponen su vida al cruzar.

Marcela López carga a su bebé, camina cinco metros por la zona restringida y de reojo voltea a ver si viene un auto, después cruza la calle, llega al pequeño camellón y espera a que los autos que circulan por Colón se detenga para poder cruzar entre los vehículos.

Se solicitó al Ayuntamiento de Tlaquepaque una entrevista para que explicara por qué se autorizó esa obra sin tomar en cuenta al peatón, pero no dio respuesta.

PUESTOS DE TAXIS EN AVENIDA COLÓN Y PERIFERICO

Ambulantes invaden banquetas 

La toma de los espacios públicos y el menosprecio del derecho de paso de los peatones se presenta en el cruce de Periférico Sur y Avenida Colón, donde la gente debe sortear los puestos para seguir su camino.

“Aquí es tierra de nadie, los puestos se instalan estorbando el paso a la gente, los taxistas hacen lo mismo, la gente cruza por donde puede. Hasta que haya muertos van a intervenir la zona”, afirma Pablo González Lerdo, estudiante que a diario toma la ruta 623 A en la zona.

El reglamento de Comercio en el municipio de Tlaquepaque es puesto a prueba a diario en la zona. Hay por lo menos 55 vendedores ambulantes a las afueras de la estación Periférico Sur del Tren Ligero en ambos lados de las aceras, así como en los camellones, que impiden el libre tránsito a los peatones, quienes tienen que bajar al arroyo vehicular.

“Los vendedores están apoderados del espacio público”, dice Rosa Aura Sánchez Galindo, quien camina de lado al bajar del puente peatonal, porque por lo menos cinco vendedores están instalados bajo el puente, lo que impide circular con normalidad, ya que estorban a los transeúntes.

El problema es la mezcla de tráfico

La mezcla de todo tipo de tráfico en la zona agrava el problema. Camiones urbanos hacen sus paradas, taxistas hacen sitio en lugares prohibidos, taxistas establecidos del sitio 74 están instalados en el camellón esperando pasaje foráneo de los municipios aledaños a la zona metropolita, por lo que también invaden el camellón.

Al salir de la estación del Tren Ligero se observan vendedores de agua, galletas, paletas, un puesto improvisado con lonas está en medio del camellón estropeando el paso a quienes usan el puente peatonal.

Al bajar del lado sur, el problema se agudiza, las bases del puente peatonal instaladas sobre las banquetas dejan un espacio breve para caminar, el cual ha sido tomado por vendedores de fruta, agua, cigarros, gorditas de harina, piratería y toda una gama de productos.

La gente se amontona esperando las rutas que circulan por el lugar, como la 380, 30, 623 A, 175 A y 619 entre otras. “Todo mundo tapa la banqueta. Hay que tener mucho cuidado, porque si te bajas a la calle los camioneros no te ven”, dice Rodolfo Aceves, usuario del transporte público.

Se solicitó al Ayuntamiento de Tlaquepaque información sobre los permisos ha otorgado a ambulantes en la zona, sin embargo no se brindaron detalles.

REGLAMENTO

En el 113

El Artículo 113 del Reglamento de Comercio de Tlaquepaque establece: “Se prohíbe la instalación de comerciantes ambulantes o semifijos: En las banquetas y otras áreas de uso común en que, a juicio de la Administración de Mercados, constituyan un serio perjuicio para el tránsito de peatones. En los camellones de las avenidas y en los prados de vías y parques públicos”.

No hay comentarios.: