18.7.16

4 ciudades en las que el gobierno te paga por ir al trabajo en bicicleta


Daniel Inostroza/publimetro.cl
El Cambio Climático es un problema que afecta hoy a toda la humanidad. Y los países desarrollados están decididos a ejercer acciones que vayan en la línea de contrarrestar el daño hecho al ecosistema, como por ejemplo, a través del uso de la bicicleta para disminuir los niveles de emisión de gases de efecto invernadero. 
Para ello, una de las principales políticas públicas de los principales países del Viejo Continente apuntan a restringir el uso del automóvil e incentivar la utilización del transporte público y los medios no motorizados, como la bicicleta. Es en ese contexto que queremos destacar 4 ciudades que están incentivando a sus ciudadanos a usar la bicicleta como medio de transporte y que les están pagando por ello. 
París, Francia
En la Ciudad Luz, desde 2014 la Agencia del Medio Ambiente y Control de la Energía de Francia comenzó la aplicación de una política denominada como “un sueldo extra” de 25 céntimos de euro (algo así como 190 pesos de Chile) por kilómetro de pedaleo para todos los trabajadores que vayan a sus oficinas en bicicleta. 
La iniciativa plantea un tope de 12 kilómetros en un recorrido diario y un valor máximo a pagar de 40 euros ($31.000 en Chile). En el periodo de prueba de esta política pública desde junio a diciembre de 2014, participaron 18 empresas y se logró aumentar del 2% al 3,6% el número de trabajadores que se dirige a su trabajo en bicicleta. 
Bruselas, Bélgica
Los habitantes de la capital belga realizan un 8% de los viajes diarios en bicicleta. En la última década, las autoridades han impulsado diversas iniciativas para fomentar el uso de este sustentable medio. Entre ellas, destaca el pago de 0,22 euros (cerca de 130 pesos chilenos) por kilómetro recorrido a todos los trabajadores que se dirijan a sus fuentes laborales en bicicleta. 
Esta medida también tiene un tope en Bruselas, que llega a 15 kilómetros máximos por jornada, además del privilegio de quedar exentos del pago de impuestos relacionados al transporte. 
Massarosa, Italia. 
Esta pequeña localidad italiana de la provincia de Lucca, en la región de Toscana, cuenta con cerca de 23 mil habitantes y las autoridades buscan fomentar entre ellos el uso de la bicicleta. Para ello pagan un monto de 25 centavos de euro a los trabajadores que se muevan en este medio hacia sus fuentes de trabajo. 
A través de la descarga de una app, los massarosesis pueden recaudar un máximo de 6 euros diarios (4.500 pesos chilenos) y un máximo de 50 euros ($39.000) al mes por persona.
Sao Paulo, Brasil
En Latinoamérica crece el uso de la bicicleta de manera exponencial y algunas ciudades del país carioca han impulsado buena infraestructura y políticas públicas para fomentar el uso de la bicicleta. En esa línea, el pasado 10 de junio el Congreso de Sao Paulo aprobó un proyecto de ley para pagar una beca de 50 reales (cerca de 10 mil peses chilenos) a quienes vayan al trabajo en bicicleta por lo menos tres veces por semana. 
La idea es fomentar el uso de la bicicleta, para disminuir la congestión y los problemas de contaminación atmosférica, pero también para impulsar una vida saludable y combatir el sedentario en la población. 
La promulgación de esta iniciativa se deberá votar a fines del mes de julio, y de aprobarse, convertiría a la ciudad brasileña como la primera en Latinoamérica donde a los trabajadores les paguen por ir a sus trabajos. 
¿Qué opina la autoridad?
El subsecretario del Medio Ambiente, asiduo usuario de este medio de transporte, señala que “si ta pagaran por razones estrictamente ambientales por andar en bicicleta, deberían pagarte cerca de $11 por kilómetro. Esto se refiere a lo que el Estado ahorraría en políticas anti contaminación por cada persona que se traslade en bicicleta”.
Bajo ese cálculo, la autoridad señala que “en un tramo promedio diario de cinco kilómetros, ida y vuelta, estaríamos hablando de entre $12 mil a $20 mil por ir a trabajar en bicicleta. Esas son las ventajas ambientales directas, pero si a eso le sumas las ventajas por congestión, los ruidos, y si a eso le sumamos los beneficios directos al ciclista, como los $80 de combustible para andar en auto que ahorras por kilómetro recorrido, los $60 del tag, y a eso le sumas seguros obligatorios, permisos de circulación y otros gastos, estamos llegando a los $400 por kilómetro”. 
En su caso particular, Mena señala que “me ahorro cerca de $2 millones al año en costos directos por concepto de bencina, tags, permiso de circulación, seguros, estacionamientos, entre otros”.
Y en esa línea argumenta que “los incentivos económicos están ahí, en el ahorro asociado al uso de la bicicleta, por lo tanto estos incentivos son interesantes de analizar, pero que se pueden lograr por otras fórmulas y los incentivos económicos nunca van a ser equiparados por los costos que tú ahorras por usar la bicicleta”. 
http://www.publimetro.cl/nota/cronica/4-ciudades-en-las-que-el-gobierno-te-paga-por-ir-al-trabajo-en-bicicleta/xIQpgn!ZghNEc9C0I4Y/

No hay comentarios.: