10.8.16

UNA VÍA PARA CONECTAR DOS REALIDADES

Más x más Guadalajara
Omar García.- Oscar Rodríguez afirma que el parque lineal más grande que tiene la ciudad no es el de la avenida Normalistas ni el camellón de Pablo Neruda. El verdadero parque lineal de la ciudad es la Vía RecreActiva.
Un espacio que cada semana le arrebata las calles a los automóviles para que se instale una zona de convivencia por seis horas. Y cada domingo reúne a cerca 200 mil personas en el área metropolitana de Guadalajara.
Este domingo 14 de agosto, el parque lineal extenderá su trayecto en seis kilómetros y medio, para conectar el Mercado Atemajac con la Plaza Andares, sobre los carriles ponientes de la Avenida Patria, mismos que le corresponden al municipio de Zapopan.
Oscar es el director de la Vía que le corresponde administrar al municipio de Guadalajara, y su homólogo en Zapopan es Gabriel Michel Estrada. Ambos fueron entrevistados por este medio de comunicación para que expusieran las bondades y los retos a los que se enfrenta una ciudad que cada domingo sale a “bicicletear”.
La vía que conecta
El proyecto de extensión de la Vía Recreactiva en Zapopan no es nuevo. Tiene dos años de planeación en la oficina de Proyectos Estratégicos del municipio que hoy gobierna Pablo Lemus Navarro. El director de la Vía en ese municipio, Gabriel Michel, afirma que existen los estudios sociales para crear una zona de convivencia vecinal.
“Este es el mejor momento para crecer la Vía RecreActiva, porque la ruta original se ha visto afectada por las obras de la Línea Tres del Tren Ligero. Entonces, lo que buscamos hacer es aminorar el impacto ocurrido sobre la ruta norte, sobre todo en el Centro histórico”, dijo el funcionario.
El objetivo es unir, señala el funcionario, “esta Vía es determinante, porque reúne varios factores que implica unir dos sectores de la población. Tiene zonas muy boscosas y arboladas, y tiene nuevos parques y áreas públicas que se han recuperado, como un parque para mascotas y el parque El Polvorín. Además, une el principal mercado de Zapopan con un centro comercial con innovación y vanguardia. Es una vía cercana al centro de Zapopan y eso ayuda a unir varios sectores socioeconómicos del municipio”.
La historia del proyecto
La Vía RecreActiva es un producto de importación. Sus principales promotores fueron un grupo de activistas y empresarios que conocieron el proyecto en Colombia, cuando México se quiso colombianizar. Era el 2004 y el parque vehicular ya comenzaba a ser caótico: un millón 800 mil autos registrados en la Zona Metropolitana, de acuerdo con las cifras oficiales. Hoy la cantidad de autos en la ciudad casi llega a los tres millones de autos.
¿Cerrar las principales arterias del Centro tapatío, para que la gente saliera a correr, a pedalear o patinar? El debate que se generó dio una sentencia política de riesgo: si el primer domingo no asistían por lo menos tres mil personas, la Vía RecreActiva se cancelaría.
El 13 de septiembre de 2004 los tapatíos salieron a las calles a quitarle un espacio al automóvil. Se contabilizaron 35 mil personas en el corredor de la Avenida Javier Mina, Juárez, Vallarta.
Nadie se imaginaba que el éxito sería tal que todos los municipios del área metropolitana comenzaron a replicar el modelo en sus Centros Históricos. También lo hizo Puerto Vallarta y comienza a replicarse en otros Estados vecinos de Jalisco.
Hoy son 190 mil los usuarios registrados cada semana, tan sólo en los municipios de Guadalajara y Zapopan. Eso equivale a llenar cuatro veces el Estadio de las Chivas en la zona de El Bajío.
Un día en la vía Recreactiva
Hoy la Vía RecreActiva es un monstruo de mil cabezas. Hasta antes de las obras de la Línea Tres del Tren Ligero había 65 kilómetros de recorrido en los cuatro municipios de la zona metropolitana que promocionan la Vía en sus portales electrónicos.
El principal reto de la Vía RecreActiva Guadalajara es cada semana. Atiende 160 mil usuarios y controlar eso implica un gasto operacional, tanto en recursos humanos como económicos. De manera global se registran 12 lesionados por mes, que requieren intervención de personal especializado para emergencias.

“Los chavos de 15 a 22 años son los más renuentes a hacer caso a las reglas de la vía, y son ellos los que más lesiones tienen”. En cuanto a robo de bicicletas, “sí se da, pero básicamente es por descuido y no por arrebato. Tenemos reportes de personas que dejan encargadas las bicis y no les ponen cadena, y es cuando se presentan estos casos de robo. En general son cuatro robos por mes”.

En Guadalajara existe una nómina de 75 guías adscritos a la Vía RecreActiva, pagados con el presupuesto del Consejo Municipal del Deporte. Y ellos son apoyados por 500 prestadores de servicio social y las áreas de Protección Civil y Bomberos, Policía, Movilidad e Inspección.

No hay comentarios.: