20.9.16

Logros y retos del sistema MiBici

 por LABORATORIO POLÍTICO / David López García/ntrguadalajara.com

La semana pasada el sistema de bicicletas públicas MiBici alcanzó la cifra de un millón de viajes desde que arrancó operaciones en noviembre de 2014. A prácticamente año y medio de haber iniciado su funcionamiento, el programa ha alcanzado buenos resultados, y es motivo para celebrar, pero todavía existen retos que no se pueden ignorar.

Entre los aspectos favorables del programa se puede mencionar su implementación participativa. La planeación del sistema estuvo muy bien socializada entre los vecinos de los polígonos donde se instalarían las estaciones. El gobierno del estado contrató organizaciones de la sociedad civil para ir casa por casa a dialogar con los vecinos sobre el proyecto. En los casos en que algún vecino mostraba resistencia para que instalaran una estación afuera de su domicilio, la estación era cambiada e instalada en un lugar mejor consensuado.
También hay que destacar que el programa se encuentra prácticamente subsidiado por el gobierno del estado, lo cual lo vuelve un programa muy accesible para cualquier persona. Mientras que la tarifa anual de los sistemas de bicicletas públicas en ciudades como Nueva York o Toronto es de 155 y 68 dólares respectivamente, en Guadalajara cuesta tan sólo 18 dólares, es decir, 365 pesos. Esta tarifa es posible gracias a que el gobierno del estado invierte recursos directamente para sostener la operación del programa, lo que mantiene el precio de la membresía bastante accesible para los usuarios.
Finalmente, es de destacar que los polígonos donde opera el programa son zonas de la ciudad que normalmente son destino de los viajes. Es decir, que el Centro de la ciudad, la zona de Chapultepec, Chapalita, el Centro de Zapopan, y ahora el Centro de Tlaquepaque son zonas a las que los tapatíos solemos ir, es el destino al que nos desplazamos. Esto nos brinda opciones para transportarnos. Cuando quizá la única manera atractiva de llegar a algunos sitios era utilizando un automóvil particular, ahora existe la opción de trasladarse en algún medio alternativo y terminar el viaje en una bicicleta del sistema público.
Pero no todo es fanfarrias en la celebración del millón de viajes del sistema. También hay algunos retos que resolver. Por ejemplo, se nos olvida que en 2010 el gobierno del estado financió y dio a conocer un Plan Maestro de Movilidad Urbana No Motorizada para el Área Metropolitana de Guadalajara. A pesar de que aquel estudio seguramente ya necesitaría ser actualizado, el plan identificó las zonas de la ciudad donde se realizan la mayor parte de los viajes en bicicleta.
Desafortunadamente, los polígonos del programa MiBici no están localizados en ninguna de las zonas que el plan maestro de movilidad no motorizada definió como prioritarias para instalar infraestructura ciclista. Entonces, se puede decir que el sistema se construyó en zonas donde no se necesitaba la infraestructura, y las zonas que efectivamente tienen alto número de viajes en bicicleta siguen sin estar cubiertas por el programa.
Otro tema pendiente es la construcción de infraestructura complementaria para el programa. Andar en bicicleta en Guadalajara sigue siendo un deporte extremo. Se necesita invertir recursos públicos para tranquilizar el tráfico en los polígonos donde opera el sistema, construir carriles exclusivos para los viajes en bicicleta, y mejorar la señalización. Contar con la infraestructura ciclista adecuada hará que el siguiente millón de viajes se alcance mucho más rápido.
Coordinador de Investigación del Laboratorio de Innovación Democrática

No hay comentarios.:

Movilidad, prioridad en Zapopan