25.9.16

Un día sin auto, un día de conciencia

 por TERRITORIO LIBERADO | Joaquín Osorio Goicoechea /ntrguadalajara.com 24 de Septiembre de 2016,  

El pasado 22 de septiembre celebramos un día sin auto. La mayoría de los funcionarios se lucieron subiéndose al transporte público, circulando en bicicleta y no llegaron a su trabajo en automóvil. Un buen gesto para la ciudad, pero así como una golondrina no hace verano, se necesitan esfuerzos más sólidos y permanentes para que la conciencia de que hacen falta alternativas no motorizadas y dar prioridad al transporte público, se traduzcan en políticas para nuestra ciudad.

La mayoría de quienes circulamos en la ciudad nos damos cuenta muy fácilmente de los problemas de movilidad que hoy nos aquejan. Experimentamos en el día a día que cada vez recorremos trayectos más largos y duramos más en hacer nuestros recorridos habituales, la infraestructura es insuficiente para circular en auto, cada día se incorporan alrededor de 300 automóviles en donde se transportan una o dos personas. Nos preguntamos cómo podríamos mejorar o resolver los problemas que a diario sufrimos. Por más ampliación de calles y mejoras a la infraestructura, esos esfuerzos orientados a mejorar la circulación de los vehículos parecen insuficientes.

Con todo y que esos problemas persisten o se agudizan, las autoridades de los municipios metropolitanos y de vialidad han ido ensayando algunas soluciones parciales. Pero sin lugar a duda la ciudadanía ha sido un factor muy importante para empezar a pensar en alternativas de movilidad integrales. Opciones que combinan el mayor uso del transporte público, el empleo de bicicletas y mayor respeto a los peatones.
Entre las cosas positivas que debemos recordar, es que justo hace nueve años un pequeño grupo de ciudadanos se plantó frente a Plaza del Sol para hacer conciencia de que no podíamos privilegiar el uso indiscriminado de los autos particulares como alternativa de movilidad; así nacieron varios grupos organizados que con protestas divertidas, caminatas frente a las sedes de gobierno o rodadas de grupos de ciclistas, fueron generando conciencia de que nuestra ciudad merecía pensar en sistemas integrales de movilidad.
A estos grupos debemos hoy que se haya puesto en la agenda pública la necesidad de mejorar la infraestructura vial, de ofrecer mejores rutas de transporte público y la posibilidad de combinar esos sistemas de movilidad, con el uso de la bicicleta con un apoyo decidido de la autoridad municipal y estatal.
Hoy empieza a parecernos normal que haya ciclopuertos en diversos puntos de la ciudad. Nos sorprende y nos agrada que haya posibilidad de bajarnos del autobús o del tren ligero y que podamos alquilar bicicletas públicas para movernos en algunas zonas. Todavía se necesita mejorar en la construcción de ciclovías, para dar seguridad a quienes se animan a circular por la calle en bici. También se necesita mejorar y ampliar las rutas y el servicio de transporte público en los municipios metropolitanos y en las ciudades medias de Jalisco.
Pero como ciudadanos no podemos cerrar los ojos a que se necesita la presión y el impulso organizado para hacer que los gobiernos mejoren la oferta de los servicios de transporte, la infraestructura y posibilidades de transitar seguros por nuestras calles. Nuestra conciencia y nuestras acciones seguramente nos llevarán a encontrar y a trabajar por mejores alternativas para movernos en una ciudad mejor que la que hoy tenemos.

No hay comentarios.: