1.10.16

EL PODER DEL CONSUMIDOR EXHORTA A GDL A INVERTIR EN TRANSPORTE PÚBLICO

tp-gdl1

La asociación civil El Poder del Consumidor, entregó a las autoridades de la Secretaría de Movilidad, Infraestructura y Obra Pública y de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial la investigación titulada “Inversión en infraestructura destinada al automóvil vs. Inversión en transporte público y movilidad no motorizada”, la cual hace un análisis de las inversiones de los gobiernos en materia de infraestructura para los vehículos y el transporte público en las principales zonas metropolitanas del país, entre ellas, la zona metropolitana de Guadalajara (ZMG).


Esta investigación tiene como objetivo que los gobiernos tomen acciones puntuales para atender los problemas de movilidad, vialidad y accesibilidad que se dan en estas metrópolis los cuales se han agudizado en los últimos años.

El documento plantea que a pesar de la creación del Programa Federal de Impulso a la Movilidad Urbana (PIMU), la zona metropolitana de Guadalajara ha ejercido gran parte de los recurso federales disponibles para proyectos de movilidad en obras de ampliación y mantenimiento de infraestructura vial dirigidas al automóvil particular con una inversión muy pobre en transporte público.

El análisis señala que en la zona metropolitana de Guadalajara, el 77 por ciento de los ciudadanos se mueven en transporte público, y la distribución de los fondos federales en este rubro no ha sido la más óptima, ya que entre el 2011 y 2014, en esta ciudad se invirtió en promedio 65% en infraestructura vial, 23% en pavimentación, solo 5% en transporte público y 7% para proyectos de movilidad no motorizada.

El Poder del Consumidor enfatiza que es indispensable crear condiciones preferenciales para el transporte público de calidad, porque de esa manera  se brinda a la población mejores condiciones de costo, cercanía y rapidez.

En contraste, las inversiones con alto valor social, como sistemas de transporte masivo o proyectos de movilidad no motorizada ayudan a crear un entorno social más favorable y reconstruir el tejido social.

Por otro, la asociación civil evaluó mediante una encuesta a usuarios, la calidad del transporte público de la ZMG, donde indica que sólo una minoría de los usuarios tienen una opinión positiva de este servicio: 84% lo considera regular o malo; 16% lo considera bueno o excelente; 89% lo percibe lento; 11% lo percibe rápido; para el 82% es incómodo; el 85% de siente inseguro en el transporte, y el 93% lo considera caro. Además, sólo el 18% lo considera cómodo, 15% se siente inseguro ante asaltos y apenas el 7% le parece barato.

En el caso del Tren Ligero, fue el que recibió la mayoría de las opiniones positivas, con 44%, los autobuses fueron considerados el modo de transporte más peligroso con 48%.

“A las autoridades corresponde atender las deficiencias del transporte público y canalizar de forma correcta los recursos para proyectos de movilidad sustentable, fomentando las opciones más seguras, eficientes, confortables, rentables y menos contaminantes. Esto implica una mejora constante en la prestación del servicio de transporte público de alta y mediana capacidad, en rutas articuladas y operando con un sistema de pago único, para que no se incrementen los gastos de los usuarios”, expuso Daniel Zamudio, coordinador de Transporte Eficiente en El Poder del Consumidor.

Asimismo señaló que un impacto positivo en la movilidad de esta urbe, el transporte colectivo debe ofrecer un servicio con altos estándares de calidad, de manera que los usuarios del vehículo privado encuentren una alternativa favorable de calidad y tiempo que los motive a dejar el auto en casa durante el día o utilizarlo sólo en momentos especiales o para viajes menores.

No hay comentarios.:

Todos a pedalear