25.10.16

MiBici, sin detalles

  • En dos fases, el sistema de uso público MiBici ha introducido unas dos mil bicicletas en Guadalajara y Zapopan. El taller para repararlas está en Avenida Federalismo. Foto: Raúl Méndez
  • Gracias a botones en los ciclopuertos, usuarios pueden reportar fallas, como asientos desgastados. Foto: Raúl Méndez
  • Todas las unidades que ingresan al taller pasan por una inspección minuciosa, tengan o no desperfectos visibles. Foto: Raúl Méndez
  • En dos fases, el sistema de uso público MiBici ha introducido unas dos mil bicicletas en Guadalajara y Zapopan. El taller para repararlas está en Avenida Federalismo. Foto: Raúl Méndez


Juan Valdovinos/Mural
Guadalajara, México (25 octubre 2016).- En una bodega mediana, con jóvenes ciclistas como sus principales trabajadores, regresan a la vida las unidades del sistema MiBici que sufren algún desperfecto.
El movimiento es constante dentro del local, ubicado en Avenida Federalismo, entre Libertad y La Paz. Ahí se encuentra, además de un taller, una zona de maniobras de las camionetas transportadoras y un estacionamiento para las bicicletas de los empleados.


La travesía comienza afuera, cuando los usuarios presionan en el ciclopuerto el botón rojo de "reparar". Entonces no hay vuelta atrás: la bicicleta es trasladada para su completa verificación.

El jefe de Mantenimiento de MiBici, Noé Santana, explicó que en estas fechas es posible observar algunos desgastes causados por el uso o el paso del tiempo, como los asientos de las unidades; sin embargo, estos son repuestos tras el temporal de lluvias, según un calendario de mantenimiento.

La empresa encargada de las reparaciones es BKT, cuyo titular, Mario Delgado, dijo que aunque es común tener estos desgastes, o incluso otros como la falta del timbre de la bicicleta o estampas desprendidas, arreglarlos es rápido y no presenta mayor problema para las unidades.

Otros problemas sí pueden representar un mayor riesgo, agregó el director de Movilidad No Motorizada de la Secretaría de Movilidad, Felipe Reyes, como pedales rotos, frenos desgastados o daños en la transmisión, pero es por eso que el mantenimiento no se limita a revisar los daños obvios.

Cada bicicleta, explicó, pasa por una lista de inspección donde cada punto de seguridad es revisado tenga o no problemas aparentes.

Aunque el equipo de MiBici se encarga de revisar estaciones y bicicletas, también obtiene información valiosa a través de los usuarios, quienes con el botón de reparación o a través de las redes sociales pueden compartir fallas o señalamientos.

Grupo REFORMA publicó el pasado 16 de octubre que en un recorrido por 10 ciclopuertos del Centro Histórico de Guadalajara, de 126 bicicletas, 79 tenían el asiento dañado (roto o con cuarteaduras) y 18 no contaban con timbre manual.

No hay comentarios.:

'Cambié mi vida'