9.11.16

CHISMES 1 CICLOVÍA 0


Omar García.- La desinformación que se generó alrededor de la creación de una ciclovía en los alrededores del Parque de las Estrellas mantiene tensos y en vigilia a un sector de vecinos de la colonia Jardines del Bosque, en Guadalajara.
La falta de un correcto proceso de socialización ocasionó que “los chismes” sobre la creación de nueva infraestructura ciclista terminaran por demorar el proceso de balizamiento del proyecto MiBici.

Sólo escuchando a las partes involucradas se puede confirmar lo siguiente: un sector de los vecinos se opone a una ciclovía que sólo está en su imaginación.
El director de movilidad no motorizada del Gobierno del Estado, Felipe Reyes, confirma que dentro de los proyectos que él administra, no está la construcción de una ciclovía segregada sobre la avenida Tonantzin, ni tampoco se contempla retirar el estacionamiento de esa vialidad.
Lo que existe es el proyecto de balizar un carril ciclista confinado, “muy parecido al proyecto de López Cotilla, de López Mateos a Francisco Javier Gamboa. Sólo es balizamiento, el proyecto sólo contempla eso. No habrá cambios de infraestructura física, y nunca se contempló quitar el estacionamiento”.

El origen de la confusión
La noticia parecía una amenaza latente. El pasado 28 de octubre, a un mes de iniciar la Feria Internacional del Libro, los vecinos de la colonia Jardines del Bosque convocaron a una reunión en el Parque de las Estrellas. En la reunión un reportero dio la nota: si se construye la ciclovía, los vecinos cerrarían la avenida Mariano Otero con el pretexto de colapsar las vialidades y entonces ser escuchados por las autoridades.
Desde entonces, mantas que dicen “no a la ciclovía” cuelgan de árboles en el parque y en algunas fachadas de fincas colindantes a la avenida Tonantzin, donde los vecinos pensaron que se construiría una ciclovía.
La disputa es por uno de los tres carriles que tiene por sentido la calle Tonantzin. En total, 680 metros que conectan Avenida de las Rosas con Avenida Lázaro Cárdenas.
Jorge Negrete Villalobos, participante de la mesa directiva de colonos, confiesa que esa amenaza fue la única opción que tuvieron para hacerse escuchar por las autoridades.
“Hace tres meses empezaron a poner puertos de MiBici y no dijimos nada. Luego empezaron a pintar y balizar las calles, para la preferencia ciclista, y tampoco dijimos nada. Pero empezaron los rumores y los chismes de que nos querían construir a la fuerza una ciclovía, y fue cuando empezamos a organizarnos”.
Negrete Villalobos no está en contra de la ciclovía, “pero sí de la manera en que la quieren imponer. La quieren instalar sí o sí. Y a los vecinos ni nos preguntaron si la queremos o no”.

Un oasis convertido en infierno
La colonia Jardines del Bosque se ha convertido en una válvula de escape de automovilistas que atoran su trayecto rumbo a Expo Guadalajara. En una jornada de intenso tráfico, las calles con nombres de estrellas y planetas resultan una vía alterna para zanjar el atorón vehicular que se genera en el cuadrante de las Avenidas de las Rosas, López Mateos, Lázaro Cárdenas y Mariano Otero.
“No te miento, el sábado pasado se nos metieron cuatro camiones de carga grandes, que se salen de Lázaro Cárdenas y se van por (la calle) Satélite, salen a Paseo de la Arboleda, y llegan al Mercado de Abastos. O de camiones de transporte que van a la Expo. Estas calles son tranquilas entre semana, pero en días de evento, sí es muy complicado”.
Hay vecinos que, como Jorge, piensan que reduciendo un carril de la avenida Tonantzin, habrá automóviles de emergencia, como ambulancias o camiones de bomberos, que podrían tener dificultades para girar e incorporarse a una de las calles perpendiculares.
Las cercanías de Expo Guadalajara, el edificio MIND, el Mercado de Abastos, los Arcos del Milenio y las avenidas López Mateos y Lázaro Cárdenas, han ocasionado que la tranquilidad sea un bien escaso en esta colonia.
De ahí nace el descontento por reducir un carril de cada sentido a una avenida que tiene una longitud equivalente a seis campos de futbol. Aunque en el fondo, la vía ciclista planteada sólo es pintura en el concreto.

Habrá balizamiento y alternativas
Felipe Reyes, director de movilidad no motorizada y encargado del proyecto MiBici, confiesa que la información que se dio a los vecinos no fue suficiente en su momento. Desde que la noticia se dio a conocer en Notisistema, el funcionario se ha reunido cuatro veces con los vecinos para tratar de adecuar el proyecto.
Para empezar, aclara que el proceso de balizamiento de una ciclovía sobre la avenida Tonantzin tendrá que esperar un mes más para que los vecinos estén de acuerdo y puedan aportar alternativas técnicas.
Hay un hecho que no se debe perder de vista: en los alrededores de Expo Guadalajara, y como parte de la segunda etapa de Mibici, se han colocado nueve estaciones que podrían generar hasta mil 500 viajes diarios de personas que podrían utilizar otras maneras de moverse en la ciudad.
Una alternativa más para quienes frecuentan la zona, y decidan bajarse del automóvil. “El tema de la reincorporación de las bicicletas a las ciudades es un cambio de paradigma que implica decisiones difíciles, y es normal que exista polémica y desinformación al respecto. Esperamos que con el tiempo se vaya entendiendo el objetivo máximo de este proyecto: que las ciudades sean para los ciudadanos, no para los automóviles”.

No hay comentarios.: