3.11.16

Inseguro, ineficiente, incómodo y caro

 por PÓRTICO | Román Ramírez/ntrguadalahara.com

El gobierno de Jalisco por fin publicó en el Periódico Oficial del Estado las normas generales de carácter técnico, imagen y calidad con las que deberán contar las unidades de transporte público del estado.
El documento oficial recoge las iniciativas ciudadanas impulsadas por el Observatorio Ciudadano de Movilidad y Transporte Público; ente ellas destaca el diseño de un protocolo de medidas que aseguren la calidad del servicio para beneficio de todos los usuarios.

El espíritu de estas medidas, según el Observatorio Ciudadano, es dignificar la experiencia del usuario en el uso del transporte público, porque hasta ahora los concesionarios han impuesto un modus operandi que ha resultado en una insatisfacción generalizada de la población.
Se pretende así la migración del sistema hombre-camión al sistema ruta-empresa. Por ello se establecen las normas técnicas, el reordenamiento de rutas, y el sistema de prepago, el cual permitirá a los usuarios viajar con un único medio de pago para todos los servicios del transporte público.
Algo muy positivo de este nuevo esquema es la existencia de indicadores para la evaluación permanente de la calidad del servicio del transporte público. Estos indicadores se establecen en 5 componentes: organizacional y administrativo, equipamiento e infraestructura, operación, tecnología y la atención al usuario. Sin duda que la participación de los usuarios es muy relevante, pues también deben poner su parte. Deben exigir orden y seguridad. No abordar por las puertas traseras y respetar a todos los usuarios.
Algunas de las nuevas normas técnicas que deben cumplir las empresas de redes de transporte, hacen obligatorio el escalón de cortesía, más espacio entre los asientos y se deben equipar con aditamentos para cargar al menos dos bicicletas. El nuevo servicio público será incluyente no sólo para personas en silla de ruedas, sino también para personas con ceguera y de talla pequeña.
Según el doctor Alejandro Mendo Gutiérrez, del ITESO, en la percepción de los usuarios “se sigue prestando un pésimo servicio que no mejora ni con multas, ni con amenazas de retiro de concesiones. El pasajero continúa padeciendo las irregularidades de toda ruta urbana: No levantan pasaje, desembarcan pasajeros donde no hay paradas, las unidades están sucias, conducen jugando carreritas, arriesgan la integridad física de los usuarios, exponen a una alta accidentalidad a motociclistas, ciclistas y peatones”.
Según el Observatorio Ciudadano, se debe hacer realidad el principio de que quien más viaja, debe pagar menos. No debemos pagar tarifa completa cada que cambiamos de ruta. En otras ciudades se aplica un descuento o no se paga el segundo o tercer transbordo.
Un buen servicio de transporte urbano colectivo, debe tener  4 características: seguro, eficiente, cómodo y económico. ¿Nuestro transporte Colectivo tiene ese perfil? En el imaginario popular el trasporte de la Zona Metropolitana de Guadalajara es inseguro, incómodo, ineficiente y caro. No es una alternativa para dejar el auto en casa.
Una anécdota: El chofer le exige al estudiante el pago completo, pues su credencial no trae holograma. El estudiante le explica que está inscrito, pero que todavía no le dan la credencial con el holograma. Que le puede mostrar el recibo. El chofer le dice que no avanzará la unidad, hasta que no se baje o le pague. El estudiante le espeta que no se baja.  Se hace un diálogo interminable de sordos, hasta que una señora ya madura, le dice al chofer: “a mí no me importa quién tiene más huevos; yo quiero ya llegar a mi casa. Tome, yo le pago el pasaje… El chofer toma el dinero y le da el boleto al estudiante, quien ni agradece y se recorre a la parte posterior, y la unidad avanza.

No hay comentarios.:

Todos a pedalear