6.12.16

Aire contaminado podría incidir en 37.5% de muertes prematuras


 


El investigador Arturo Curiel destaca la necesidad de que las políticas públicas contra la contaminación no expongan a los ciudadanos al contacto con emisiones.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. http://www.agustindelcastillo.com/

En el área metropolitana de Guadalajara, se registraron en el año 2014, muertes de personas entre quince y 64 años, es decir, "que no debían morir", hasta una cifra de 8,419. Entre las causas de esas muertes prematuras, 17 por ciento son atribuibles a enfermedades del sistema circulatorio, 13 por ciento a la diabetes mellitus y 7.5 por ciento a enfermedades del sistema respiratorio.

De ese grupo que acumula 37.5 por ciento de la mortalidad prematura, el especialista en contaminación y salud pública de la Universidad de Guadalajara, Arturo Curiel Ballesteros, señala que en los tres factores, la investigación científica más avanzada está determinando que la contaminación del aire puede ser un factor detonante.

"Es decir, es cierto que la gente tiene problemas circulatorios y diabetes por problemas de mala dieta, por falta de ejercicio y por una vida en general sedentaria, pero también hay un componente que tiene que ver con lo que respira [...] en general, también estamos llegando a la conclusión, que de los habitantes de las ciudades que sufren enfermedades y eventualmente muerte, los que habitan cerca de grandes corredores viales, se enferman más; es algo en lo que se debe avanzar más en las investigaciones y por supuesto, incorporar este conocimiento para generar políticas públicas adecuadas en el tema", señaló en una exposición que realizó en el marco del foro "Contaminación atmosférica en el AMG" a que convocó la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet)

Al científico lo que más le preocupa, es que no se avance en generar un ambiente adecuado para que las personas estén menos expuestas a contaminantes. Hay un enorme rezago en la creación de áreas verdes, y la relación actual por habitante es apenas de un cuarto de la disposición de espacio que debería tener; también se está impulsando fuertemente la movilidad sustentable como el uso de la bicicleta y caminar, además de recuperar el transporte público, pero en lo inmediato, eso genera una fuerte exposición a contaminantes porque los grandes corredores viales mantiene una fuerte carga de vehículos a baja velocidad que emiten contaminantes en exceso, pues en marcha lenta la combustión es menos eficiente.

También señaló que las políticas y estrategias para prevenir el problema de salud debe fundamentarse en la información de cómo se comportan los contaminantes a lo largo del año, del clima dominante y de las horas de mayor riesgo. Esto, aunado a una zonificación adecuada de la ciudad, donde quede claro cuáles son las demarcaciones más expuestas y el tipo de contaminantes dominante.

Curiel Ballesteros destacó que si se analizan los parámetros de calidad ambiental que había en 1996, en ese entonces no se había rebasado la relación ideal de 200 autos por cada mil habitantes, la edad del parque vehicular era relativamente adecuada, existían la mitad de zonas de riesgo por contaminación del aire y era relativamente baja la mortalidad por cáncer de pulmón. Todos esos factores fueron desbordados en una revisión de 2006, hace ya diez años. Hoy, varios factores, como las zonas expuestas, son más críticos.

------------------------------------------------------------

2016 cerrará peor en contingencias

La información del sistema de monitoreo de la calidad del aire de la ciudad, con datos al mes de noviembre, demuestra que en relación a 2015 y 2014, este año será el más crítico: cinco contingencias fase uno y 30 precontingencias se han registrado hasta ahora.

En contraste, en 2014, el registro es tres contingencias fase uno pero solamente 14 precontingencias; en 2015, fueron cinco contingencias fase uno y 18 precontingencias. Esto revela 35 días al menos con precontingencia en 2016 contra 17 en 2014 y 23 en 2015. La precontingencia activa arriba de 120 puntos imeca (índice metropolitano de calidad del aire) por al menos dos horas continuas; la fase uno es arriba de 150 puntos imeca. La mala calidad del aire es arriba de 100 puntos.

No hay comentarios.: