Pararán unidades del transporte

NO SE SABE. Aunque se avizora el paro camionero, aún se desconoce qué rutas se unirán. (Foto: Mónika Neufeld)
El 2017 iniciará con una crisis de movilidad en la Zona Metropolitana de Guadalajara.
Arnoldo Licea González, secretario general del Sindicato de Avanzada, informó que a partir del 1 de enero 60 rutas del transporte harán un paro forzado de unidades.
“Vamos a trabajar a 50 por ciento o menos porque no se está dando las condiciones para prestar el servicio, mucho menos luego de un aumento de casi 3 pesos en el combustible”, dijo.
El paro obedece a que con el incremento en los combustibles, la prestación del servicio a 100 por ciento no es rentable pues o se llena el tanque de combustible o se da mantenimiento a las unidades.

“Es un paro forzado que no estamos provocando nosotros, ya que hay rutas que con el aumento del combustible en ocasiones tendrán para echar el diésel y en ocasiones tendrían que reducir la cantidad gradualmente, entonces lo que hay que hacer es disminuir el número de unidades para medio seguir prestando el servicio”, agregó.
El líder sindical reconoció que la reducción en el servicio provocará un caos en la movilidad, ya que el paso de las unidades será más espaciado.
“Hay un problema de movilidad, la gente gane mucho o gane poco se tiene que mover y en este caso habrá una afectación grave porque habrá retraso en los horarios de llegada, habrá caos, empezará a haber caos en los próximos días por la falta de servicio de transporte público”, lamentó.
Licea González no dio a conocer qué rutas son las que entrarían en la reducción de unidades, sólo informó que entre ellas estaría la 360.
El transportista culpó de esta situación al Poder Ejecutivo, quien no ha querido entrar de fondo a la reestructuración del transporte y ha politizado el tema.
“Pese a que les veníamos advirtiendo del problema, se dedicaron a grillar al transporte público, se dedicaron a hacer política, lo que no debieron de haber hecho y hoy tenemos un problema que nos debe de preocupar a todos”.
Señaló que no llegó la profesionalización de los choferes ni la reestructuración de rutas ni el cambio de unidades de diésel a gas natural.
“Se dejaron de hacer muchas cosas y hoy por hoy el problema es grave y es necesario que se dé una tarifa emergente que no debe ser menor de 9 pesos”, concluyó.

HJ/I

No hay comentarios.: