Van por la libre ciclistas en ZMG

  • Según la Ley de Movilidad, los ciclistas no deberían circular por espacios destinados al uso de los peatones, como banquetas. Foto: Carlos Ibarra
  • Según la Ley de Movilidad, los ciclistas no deberían circular por espacios destinados al uso de los peatones, como banquetas. Foto: Carlos Ibarra
  • Según la Ley de Movilidad, los ciclistas no deberían circular por espacios destinados al uso de los peatones, como banquetas. Foto: Carlos Ibarra

Cesar Rubio/Mural 
Guadalajara, México (18 diciembre 2016).- Mientras automovilistas, camioneros y choferes de transporte público se rigen bajo el Reglamento y la Ley de Movilidad —tanto municipal como estatal—, los ciclistas circulan sin restricciones en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Si un chofer transita sobre la banqueta, es sancionado con un multa que va de los 73 a los 365 pesos; pero si un ciclista hace lo mismo, no es infraccionado ni apercibido, como sí ocurre en ciudades de Colombia y España.

Esto se debe a que el marco normativo no establece consecuencias para el transporte no motorizado, a pesar de que está en pleno crecimiento y es fomentado por los gobiernos estatal y municipales con la construcción de ciclovías.

El 9 de junio pasado se publicó la versión digital del Manual del Ciclista Urbano —a más de un año de ser revisado y aprobado—, integrado por ocho capítulos que orientan al usuario sobre su uso.

Casi cuatro meses después, el 22 de septiembre, fue aprobada en el Congreso local la llamada "Biciley", la cual estableció derechos y obligaciones para los ciclistas. Sin embargo, en ambos documentos no se estipula una multa o consecuencia por infringir alguna de las prohibiciones que menciona.

Si bien no hay estadísticas que reflejen cómo ha evolucionado el uso de la bicicleta, el sistema público MiBici sí reporta un crecimiento sostenido desde su lanzamiento.

En su primer año, cumplido el 1 de diciembre de 2015, tenía 2 mil 675 usuarios activos que realizaron 461 mil 575 viajes. Para su segundo año —con corte hasta noviembre pasado—, ambos indicadores se duplicaron: los usuarios, a 5 mil 751, y los traslados, a 826 mil 633.

Alfredo Celis de la Rosa, experto en movilidad urbana, consideró que sería absurdo regular al sector ciclista porque implicaría normar a otros sujetos de movilidad.

"Cuestionaría mucho que se hiciera un reglamento para ciclistas, ¿tendríamos que tener un reglamento para peatones también? Me pregunto, porque si no, vamos a ir en la normalización absoluta", dijo.

"¿Cuál sería el sentido de poner, por ejemplo, placas para ciclistas? ¿Cuáles bicicletas son las que deben de tener placas y cuáles no?, ¿quienes tendrían derecho a andar en bicicleta? () Esas serían preguntas que tendría que contestarse uno antes de sugerir siquiera que haya un reglamento de ciclistas".

Por su parte, Elton Osorio, miembro del Colectivo Bicicleta Blanca, se pronunció en contra de sancionar faltas de los ciclistas.

"Antes de sancionar debemos de proveer seguridad vial como Ciudad, infraestructura ciclista y peatonal, y educación vial a todos los sujetos de movilidad", puntualizó.

"Los ciclistas, peatones y personas con discapacidad van buscando las mejores condiciones de seguridad si están en una avenida y no son respetados (...); en este caso, el ciclista lo que va a hacer es que si no se siente seguro en el arroyo vehicular, aunque sea su derecho circular al centro del carril, lo que hace es subirse a la banqueta".

Según el estudio de Percepción Ciudadana 2014 "¿Cómo nos Vemos los Tapatíos?", del observatorio Jalisco Cómo Vamos, se señala que los principales medios para trasladarse en la Metrópoli son el transporte público, con 57 por ciento de los viajes, y el auto, con 26 por ciento.

Luego está caminar, con 10 por ciento, y usar la bicicleta, que se llevó el 3 por ciento de los traslados.

Con 260 autos por cada mil habitantes, según un estudio de ONU-Hábitat, la motorización en la ZMG resulta alta si se compara con Hong Kong, en donde el indicador es de 80 vehículos por cada mil personas, con 90 por ciento de los desplazamientos a pie, en bici o transporte público.

El crecimiento del sistema público MiBici refleja una mayor demanda de los medios de transporte no motorizados.

8,426
usuarios contabilizaba hasta noviembre pasado.

1.28
millones de viajes a dos años de su lanzamiento.

5,522
traslados en promedio de lunes a viernes.

2,917
viajes se reportan durante los fines de semana.

En un ejercicio de observación durante una hora en Juárez y Federalismo, se encontraron las siguientes infracciones y prácticas de riesgo de diversos sujetos de movilidad:

AUTOMOVILISTAS

Observación Incidencias
Invaden paso de cebra 24
Se pasan el alto 10
No dan paso al peatón en vuelta 5
Vuelta a la izquierda prohibida 4

CICLISTAS

Observación Incidencias
Transitan sobre banqueta 44
Circulan en sentido contrario 36
No utilizan casco 28
Conducen con audífonos 25
Se atraviesan a los autos 8
Utilizan celular al rodar 5
Invaden paso peatonal 4

MOTOCICLISTAS

Observación Incidencias
No utilizan casco 24
No usan chaleco con antirreflejante 24
"Textean" al manejar 20
Invaden paso de cebra 13
Circulan sobre ciclovía 10
Hablan por teléfono al conducir 7

PEATONES

Observación Incidencias
Cruzan en luz verde para autos 48
Hablan por teléfono al cruzar 20
"Textean" al andar 26

Según el Artículo 12 bis de la Ley de Movilidad, los ciclistas deben respetar los espacios de circulación o accesibilidad peatonal; en el 177 se habla de sanciones a cualquier vehículo que invada zonas peatonales.

Aunque no está incluido en la ley, la Organización Mundial de la Salud considera una práctica de riesgo caminar y "textear".

Comentarios