VECINOS CONTRA LAS CICLOVÍAS




Omar García.- Aunque es un derecho del ciclista contar con espacios seguros para sus trayectos en la ciudad, hay vecinos que buscan detener la construcción de ciclovías en tres puntos de la ciudad: la colonia Jardines del Bosque, la avenida Marcelino García Barragán y el proyecto Guadalupe-Niños Héroes.
En los tres casos los propios vecinos aseguran que no fueron consultados, que los procesos de socialización son deficientes y ahora, por lo menos en uno de los casos, buscarán mecanismos legales y de participación ciudadana para detener dichas construcciones.
El primer caso fueron los vecinos de la colonia Jardines del Bosque. En las primeras semanas de noviembre (Máspormás 9/Noviembre/2016), los vecinos del Parque de las Estrellas comenzaron a organizarse para impedir que el Gobierno del Estado comenzara a balizar la calle de Tonantzin.
En realidad, el proyecto ejecutivo no contemplaba la construcción de obra pública, sólo la pintura para balizamiento y delimitación de un espacio seguro en un corredor de 680 metros lineales que conectan Avenida de las Rosas con Avenida Lázaro Cárdenas.
Pero como si los chismes fueran un reguero de pólvora, la desinformación estalló en movilizaciones y amenazas de cerrar calles durante la FIL. Hoy el proyecto sigue detenido, esperando los resultados de las mesas de diálogo.

Marcelino, PRI y grilla
El mismo día que el Ayuntamiento de Guadalajara desalojó a los comerciantes de la Feria permanente del Calzado, el 22 de noviembre, a unas cuadras del CUCEI, unos 50 vecinos de las colonias aledañas salieron a las calles para detener el tráfico de la avenida Marcelino García Barragán.
Las pancartas que traían en sus manos decían “No a la ciclovía”. Se trataba de decenas de personas que salieron a las calles a quejarse del “tráfico” que ocasionaba la reducción de un carril en cada sentido, destinado para los autos sobre la Avenida Marcelino García Barragán.
Las obras de la ciclovía, que comenzaron en septiembre, buscan darle un espacio exclusivo a la bicicleta. Y eso obliga a quitarle el mismo a los autos.
La manifestación los puso en el radar: fue la única manera que encontraron para ser escuchados por las autoridades. Sin embargo, también encontraron apoyo vinculado a un partido político. La recién nombrada presidenta del PRI en Guadalajara, Claudia Delgadillo, los arropó.
La también diputada presentó un exhorto en Congreso para detener el proyecto, oponiéndose incluso a su propio partido. Sin embargo, los diputados no avalaron la petición.
En la sesión del pleno del Poder Legislativo, del 30 de noviembre, documentada por Fabiola Hernández para El Informador, se registró el debate entre las distintas visiones. Por un lado, la priísta Claudia Delgadillo, quien promovió dicha medida, consideró como “una traba a la participación ciudadana” los resultados de la votación.
La reportera señala que, en contraparte a Claudia Delgadillo, el legislador del Partido Verde Enrique Aubry indicó que “no estará a favor de un proyecto político personal, porque no son elecciones”; mientras que el emeceísta Alejandro Hermosillo agregó que la priísta “tiene intereses electorales” detrás de esta defensa. “Los vecinos tienen todo el derecho de manifestarse a favor o en contra, pero debemos de escucharlos sinceramente no queriendo sacar raja política de esto”.

Sin argumentos técnicos
La ciclovía de Marcelino García Barragán es la solución vial para muchos ciclistas, porque conecta el centro de Guadalajara con el de Tlaquepaque. Sobre el derrotero, que comprende un trazo de tres kilómetros y medio, ya han sido colocadas 14 estaciones de Mibici.
Este 6 de diciembre, el gobernador iba a tener un evento para celebrar los primeros dos años del sistema de bici pública. Sin embargo, canceló su participación de último momento.
Por su parte, el director de Movilidad No Motorizada, Felipe Reyes ha insistido en que no existen argumentos técnicos para cambiar o cancelar la ciclovía de Marcelino García Barragán. De acuerdo con sus proyecciones, la cantidad de usuarios potenciales que se pueden generar en ese trazo es de 29 mil, gracias a los núcleos escolares y los espacios comerciales y turísticos que conecta.
Pero entre lo técnico y lo político existe mucho margen de maniobra. La diputada Claudia Delgadillo ha iniciado un proceso, junto con los vecinos de la zona, para que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) comience una consulta pública y saber si los que se dicen afectados pueden revertir una ciclovía que tiene el 90% de avance.
Este martes fueron presentadas poco más de dos mil firmas, para comenzar la solicitud formal, y será el personal del IEPC quien valide la autenticidad de dichas rúbricas.

Guadalupe, el nuevo sismo
Otro proyecto que ya tiene dinero asegurado para comenzar es el corredor Niños Héroes-Guadalupe, que intentará comunicar el Bosque de la Primavera con la zona de Chapultepec.
Sin embargo, este mismo martes el diario Mural ha publicado las voces de líderes vecinales que insisten en que no fueron consultados para realizar el proyecto ejecutivo. Mientras, el Gobierno del Estado y el de Zapopan han decidido postergar el inicio de las obras debido a la gran cantidad de cierres viales que tiene la ciudad en estos momentos.
A esto se agregan complicaciones financieras. El proyecto sólo tiene asegurado poco menos de la mitad los recursos que necesita. El proyecto ejecutivo engloba 100 millones de pesos, pero sólo existen los primeros 40 millones en caja. El resto deberán de salir de las negociaciones que se den en el Congreso del Estado, ya que la federación decidió castigar la bolsa del Fondo Metropolitano, recortando el 70% de los recursos que se asignaron en el mismo periodo del año pasado.

Comentarios