Colapsará el transporte público de Jalisco si no se atiende

  • Elsa María Arenas Inda
  •  El Occidental
La afectación al transporte público en el estado de Jalisco es insostenible y al menos el 30 por ciento de las unidades en toda la entidad han restringido su servicio; de acuerdo con propietarios más de mil unidades han tenido que parar o recortar sus trayectos para poder cumplir con las obligaciones principalmente con sus trabajadores.
El empresario transportista, Salvador Rosas Pelayo, comenta que éste es un problema que no es sólo de unos cuántos como quiere hacer creer el Gobierno de Jalisco, sino que hasta los grandes grupos como la Alianza de Camioneros están tomando estas medidas y es que el incremento de las gasolinas les aumentó en un 20 por ciento los gastos diarios por cada unidad.

“De lo que va de este año aproximadamente tenemos una reducción del servicio en alrededor de mil 500 unidades en el subrogado y tenemos conocimiento del paro definitivo de cuando menos cinco rutas, entonces el tema de esto no es un paro de protesta o una reducción del servicio de protesta, el tema es un tema de sobrevivencia, si nos da el servicio para en lugar de comprar 120 litros de diésel nos alcanza para 90 litros entonces en lugar de dar cinco vueltas vamos a dar cuatro que es para lo que alcanza”, explicó Rosas Pelayo.
Los transportistas aseguraron que el incremento a la tarifa del transporte público que negó el Instituto de Movilidad y avaló el Comité Técnico de Validación no es un capricho ni el intento de ganar más dinero, sino de mantener en un mínimo de calidad el servicio que se presta, aseguraron de no obtener este aumento el único perjudicado sera el usuario quien tendrá que vivir cada día una peor calidad de las unidades y por ende un peor servicio y cada día más escaso, situación que dijeron se agravara más en febrero cuando se dé el nuevo ajuste al precio de los combustibles.
“Lo que nosotros pretendemos es que exista una tarifa que permita que el servicio exista… La tarifa ellos la conocen la tarifa anda arriba de los 9.50 y por eso no la publicaron, el año pasado antes del incremento del combustible la tarifa fue de 8.35, tenemos el proceso de depreciación de peso en el cual los insumos suben de valor un 60 por ciento y tenemos el incremento de 3 pesos (por litro) en el consumo del diésel, tan sólo esto significa un incremento de 70 centavos por cada viaje de un usuario”, explicó el transportista.
Por lo pronto hicieron un llamado al Gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, para que evite dirimir este tema atrás de los micrófonos de los medios de comunicación lanzando amenazas y declarando ocurrencias que nada tiene que ver con la realidad y lo convocaron a establecer una reunión de trabajo para encontrar en conjunto empresarios y transportistas las acciones que permitan solventar este problema que dijeron colapsará en el corto plazo el transporte público de Jalisco.

Comentarios