15.2.17

Peribús con rumbo a la deuda



El esquema financiero con el que la SHCP autorizó el proyecto del Peribús en Guadalajara, considera una aportación del Gobierno de Jalisco por más de mil millones de pesos de recursos propios más deuda, no obstante que sus créditos han crecido 25 por ciento
"Tenemos capacidad de endeudamiento todavía, que no la vamos a hacer, no tenemos previsto (usarla), porque nos parece irresponsable (…)”
Héctor Pérez Partida
secretario de Planeación, Administración y Finanzas
La escasez de recursos ha sido definitoria para el Peribús desde su diseño, de ahí que considere solo el 59.3 por ciento del Periférico
La ejecución del proyecto de transporte público Peribús del Gobierno de Jalisco, que ahora cuenta con el aval de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), implica la contratación de más deuda.
La implementación de ese sistema de camiones articulados –BRT- en el Periférico del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), requiere que el Gobierno estatal amplíe aún más sus compromisos crediticios, según el esquema financiero que aprobó la SHCP.
El Análisis Costo-Beneficio del Peribús que elaboró el Instituto de Movilidad y Transporte de Jalisco (IMTJ), y con base en el cual la SHCP autorizó su fondeo, señala que mil 124.8 millones de pesos que aportaría el Gobierno estatal provendrían de “recursos propios más deuda”.
Así que el cumplimiento de una de las promesas del gobernador, Aristóteles Sandoval Díaz, le abre la encrucijada entre honrar lo dicho en campaña, o complicar aún más el panorama hacendario del Estado a menos de dos años de terminar su mandato.

El Periférico es una de las vías con más usuarios de transporte público de la AMG, pero también “una de las más peligrosas”, dice el Análisis, pues concentra el 30 por ciento de los atropellamientos de la urbe; solo el 13 por ciento de sus 70 km tiene banquetas; y el 30 por ciento de sus 530 autobuses rebasan la antigüedad permitida por ley.
El Gobierno estatal valoró, incluso, un tren en viaducto elevado para el Periférico, pero el costo se disparaba a 27 mil 869 millones de pesos, según el Análisis.
Con el Peribús la aportación estatal cubriría el 33.7 por ciento de su costo total: 3 mil 330.4 millones de pesos, mientras que la federal sería solo una quinta parte con 660.8 millones de pesos; y otros mil 544.8 millones provenientes de privados mediante su concesión, pues se prevé que las 17 rutas que ahí operan lo hagan ahora como empresa.
Al final estas cifras se ajustaron un poco al alza y el costo total se avaló en 3 mil 440.8 millones de pesos: mil 162 millones del Estado; 682.7 federales, y mil 596 millones de pesos privados.
Peribús o deuda
No obstante el aval de la SHCP al Peribús, y a su relevancia para el transporte público de Jalisco, el gobierno de Sandoval Díaz ha enviado señales que sugieren que podría no ejecutarse.
En esta gestión el Ejecutivo ya aumentó su deuda en 25.8 por ciento, de 14 mil 7.7 millones de pesos en 2013 a 17 mil 627.3 MDP; empero, el Peribús atendería a más usuarios diarios -354 mil 660- que ningún otro sistema masivo local, más que la futura Línea 3 del Tren -215 mil-; sus Línea 1 y 2 -240 mil- y el BRT de Calzada Independencia -127 mil-.
El 10 de febrero, ante diputados, el secretario de Planeación, Administración y Finanzas, Héctor Pérez Partida, dijo que no tenían proyectado más deudas, luego de los 3 mil 800 millones de pesos de 2015, no obstante que el Peribús lo prevé:
“Tenemos capacidad de endeudamiento todavía, que no la vamos a hacer, no tenemos previsto (usarla), porque nos parece irresponsable que la siguiente administración la dejemos al límite de su capacidad de financiamiento”.
Un día antes, también en el Congreso, el secretario de Movilidad, Servando Sepúlveda Enríquez, no se había mostrado muy optimista sobre el futuro del Peribús, incluso habló de un plan b.
“No obstante que logremos o no captar la inversión de particulares, que tengamos la capacidad económica en el Estado para hacerlo, no estamos descuidando otra posible opción”, que sería renovar los camiones del Periférico por otros eléctricos, no más.
Es la misma indeterminación que delineó el gobernador desde el 17 de enero, cuando, aun tras el aval de SHCP, no quiso precisar una fecha para ejecutar el Peribús, al referir que la prioridad del gasto estará en migrar todo el transporte público al modelo de ruta-empresa:
“Todo el recurso que tengamos lo vamos a estar orientando a ello, en este preciso momento no te puedo asegurar algo (…) tengo que priorizar cómo vamos a ir avanzando en un nuevo modelo que le sirva al usuario”.
Perdón ambiental
La Semadet eximió al proyecto del Peribús de cumplir con una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), pese a que su zona de influencia alcanza a áreas naturales protegidas.
El artículo 26 de la Ley Estatal de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente obliga a que todas las obras que “puedan causar desequilibrios ecológicos, impactos al ambiente o rebasar los límites” de las normas tengan una MIA. Pero la Semadet que encabeza Magdalena Ruíz Mejía lo pasó por alto. Dice el oficio:
“El proyecto no entra en los supuestos de evaluación de impacto ambiental (…) Esta Semadet ha determinado que el proyecto no requiere autorización en materia de impacto ambiental”.
Impacta además cuerpos de agua como la laguna adyacente de Las Pintitas, y en la zona Norte: “pasa por sobre del extremo del cauce de tres ríos que recién en esos puntos comienzan a cargar agua”: los ríos Atemajac, San Juan de Dios y Afluente de la Barranca de Oblatos, los dos últimos “por su relevancia ecológica y conexión con el Rio Santiago cuentan con figura de protección hidrográfica”.
En la zona de impacto hay 27 mil 757 árboles y “es necesario desbrozar superficies ajardinadas con afección sobre árboles y arbustos”. Esta vegetación “tiene una función ecológica como hábitat de aves asociadas a entornos perturbados y como amortiguador de la contaminación atmosférica vehicular”, pero, la Semadet no solicitó el número que será talado.
Tonalá excluido
La escasez de recursos ha sido definitoria para el Peribús desde su diseño, de ahí que considere solo el 59.3 por ciento del Periférico o 41.5 km, y no su totalidad, como se quería.
En esa sección está el 86.7 por ciento de sus 364 mil 716 usuarios totales de transporte público, pero excluye al Oriente más rezagado de la AMG y a Tonalá, que se atendería con rutas alimentadoras.
Dice el Análisis: “El alcance del proyecto no considera la implantación de toda la circunferencia del Periférico, esto principalmente por restricciones presupuestales”, además de que el derecho de vía requerido no está liberado en el Oriente.
Los costos
Resultados del Análisis Costo-Beneficio del Peribús
1,124.8 millones de pesos que aportaría el Gobierno estatal provendrían de ‘recursos propios más deuda’
25.8% aumentó su deuda el Ejecutivo en esta gestión
30% de los atropellamientos en Guadalajara y la Zona Metropolitana se concentran en Periférico
13% del Periférico que mide 70 km, tiene banqueta
30% de los autobuses que pasan por esa vía rebasan la antigüedad permitida por ley

No hay comentarios.: