Camioneros en coma



Sistecozome y SyT, las paraestatales del transporte en Jalisco, están en fase crítica: sus deudas superan 
los 2 mil millones de pesos y sus rutas de transporte dejaron pérdidas por más de 800 MDP en los últimos años
“Sin existir contrato, ni facturas o comprobantes”
Reporte de Contraloría Sobre labores de aseo para SyT
699.7
Millones de pesos el incremento que significó el porcentaje durante ese periodo
381.2
Millones de pesos el presupuesto que recibió en el 2016
79.8
Por ciento crecieron los adeudos totales de SyT de 2012 a 2016
Los organismos camioneros del Gobierno de Jalisco están en fase terminal: tanto el Sistema de Transporte Colectivo de la Zona Metropolitana (Sistecozome), como Servicios y Transportes (SyT), enfrentan pérdidas por miles de millones de pesos, y una grave corrupción endógena.
El Gobierno estatal ha perfilado como solución la extinción de Sistecozome para seguir solo con SyT.
Pero la condición de este es igualmente crítica, a tal grado que la Contraloría lo desahució desde 2014, dados los números rojos con que operan sus rutas, y corruptelas como pagos fantasma por diesel.
La operación de los dos entes es igualmente deficiente: El Sistecozome reportó en 2016 deudas totales por 495 millones de pesos (MDP), además de pérdidas en sus rutas por 309.1 MDP de 2011 a 2016.
Los números de SyT no son mejores, aun siendo la tabla de salvación propuesta por el Ejecutivo: sus adeudos al 2016 eran de mil 576.2 MDP, y tan solo en 2015 sus rutas dejaron pérdidas durante el año por 527 MDP, el último reporte que tiene transparentado.

La ineficiencia de SyT está bien documentada por la Contraloría desde 2014, cuando descubrió que ese ente arrastraba con pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores al 2013 por 922.4 MDP, un indicador que hacia el 2015 se ubicó en 955.7 MDP.
Con esta información, la Contraloría, entonces en manos de Juan José Bañuelos Guardado,  diagnosticó así el estado terminal que guarda SyT:
“Incertidumbre sobre la continuidad del organismo basándonos en el comportamiento de sus funciones realizadas, al ser evidente los indicadores financieros negativos del OPD (Organismo Público Descentralizado), así como en las cifras reveladas”, es su observación 20.1, notificada a SyT en el oficio DGP/0184/2014, del 22 enero de 2014.
Sin embargo, pese a esta condición negativa de SyT, el secretario de Planeación, Administración y Finanzas, Héctor Pérez Partida, confirmó el 10 de febrero pasado a los diputados de Jalisco que la apuesta sería continuar con ese ente, pero no con Sistecozome:
“Actualmente está intervenido Sistezocome para sanear sus finanzas, y tomar la decisión de mandarlo hacia SyT”, dijo Pérez Partida.
Diesel fantasma
La corrupción endógena del organismo camionero que pretende conservar el Gobierno estatal, SyT, ameritó que la Contraloría de Jalisco le impusiera observaciones por daño patrimonial por mil 089.7 MDP en 2014, de las que solo pudo solventar 76.4 MDP, pero no mil 013.2 MDP restantes.
En ese año la auditoría de gran alcance de la Contraloría sobre SyT consideró un lapso de 2011 a mayo de 2013, donde encontró desde el pago indebido de estímulos a funcionarios por más de 10 MDP, adjudicaciones directas improcedentes, hasta la desaparición de cuatro discos duro de un terabyte con información reservada y confidencial.
Detectó además pagos fantasma por diesel, pues mientras su contabilidad de 2012 arrojaba un gasto de 91.7 MDP, su auditoría al consumo indicó solo 16.7 MDP, dice su observación 22.25: “Se determinó una diferencia de 75 MDP entre lo registrado contablemente y el análisis de auditoría por consumo de diesel de las unidades de transporte público”.
Para obtener el consumo real de diesel, la Contraloría obtuvo “Información proporcionada con el oficio DG/2046/2013, del 8 de noviembre de 2013, por el director general de SyT, Samuel Zamora Vázquez, que contiene el consumo de diesel de las unidades de transporte público 2012”.
Pese a las evidencias, posteriormente la Contraloría daría por solventado el diferencial. Otro caso de pagos fantasma estuvo ligado con labores de aseo que, supuestamente, se le habían contratado al Ayuntamiento de Zapopan entre 2011 y mayo de 2013 por 212 mil pesos.
Los auditores confirmaron que el dinero se erogó “sin existir contrato, ni facturas o comprobantes”, así que cuando cotejaron con Zapopan, descubrieron: “habiéndonos atendido la C. Leticia Benítez Quezada, secretaria de la Dirección de Aseo Público, quien manifestó que desde hace aproximadamente cinco años no proporcionan ese tipo de servicio”.
Esos pagos salieron del “fondo revolvente a cargo de Efraín Bravo Pozos, ex jefe de Servicios Generales, emitiendo los cheques a nombre de él mismo”, es la observación 22.12.
Sistecozome: la extinción
Durante el gobierno de Aristóteles Sandoval Díaz (2013-2016), los números de estos dos entes operadores del transporte camionero de Jalisco, antes que mejorar, se agravaron sobremanera, tanto en sus niveles de deuda como en su funcionamiento deficitario.
El Sistecozome había terminado con pasivos o deudas totales en 2012, último año del gobierno de Emilio González Márquez, por 252.3 MDP, mientras que para 2013, el primero de la actual gestión, crecieron a 257.6 MDP. 
Las deudas siguieron aumentando en 2014 a 377 MDP, y en 2015 hasta los 510.9 MDP, mientras que en 2016 registró una leve disminución a 495 MDP. 
Así que entre el 2012 y 2016 el crecimiento de los pasivos de Sistecozome fue de 242.6 MDP, o un 96.1 por ciento, esto es, casi se duplicó durante el gobierno de Sandoval Díaz.
También la operación del Sistecozome ha empeorado en este sexenio. Para el 2013, sus pérdidas crecieron a 40.6 MDP; en el 2014 fueron de 38.8 MDP; para el 2015 hubo un salto crítico a 110 MDP, y para 2016 reportaba otros 63.3 MDP a octubre.
Con respecto a sus presupuestos, en 2012 ascendió a 277.2 MDP; y para 2016 fue de 299.9 MDP.

Comentarios