Ir al contenido principal

Pega a fraccionamientos la falta de transporte


“Es para volverse loco” en la carretera a Colotlán
Habitantes de esta zona al norte de la ex Villa Maicera tronaron contra las autoridades y exigieron más rutas de camión y que pasen más seguido, porque pasan un infierno para trasladarse
Por Rafael Hernández Guízar/pagina24Jalisco
Habitantes no cuentan con la posibilidad de que entre el transporte público y deben caminar por la carretera o por caminos angostos hasta el interior de las viviendas, además de que las escasas unidades que hay no se dan abasto para trasladar a los miles de zapopanos/Foto: Archivo Página 24
Habitantes no cuentan con la posibilidad de que entre el transporte público y deben caminar por la carretera o por caminos angostos hasta el interior de las viviendas, además de que las escasas unidades que hay no se dan abasto para trasladar a los miles de zapopanos/Foto: Archivo Pagina 24
La falta de transporte público mantienen molestos a los habitantes de fraccionamientos ubicados a lo largo de la carretera a Colotlán en Zapopan, trascendió ayer tras un sondeo realizado por Página 24.
Ante varia quejas recibidas en la redacción de este diario acerca de la falta de transporte público, realizamos un sondeo donde trascendió la molestia de muchas personas, no sólo por la escasez, sino también por la mala presentación de las unidades.

“Pues está de la fregada porque yo me tengo que levantar desde las cuatro de la mañana y salirme a hacer fila antes de las cinco, si no ya no lo agarre”, dijo Carmen vecina de fraccionamiento Valle del Sol.
Agustín Pérez, otro de los afectados, indicó que “es como para volverse loco, no creí cuando me vine para acá que estuviera así, ya ni donde vivía, allá no había tanto problema o sea, que sí se saturaba pero no así, y luego hay bien pocas opciones, o pagas el camión y te aguantas o lo pagas y te aguantas porque nomás pasan dos y ya, los taxis si consigues uno pues te quieren sacar los ojos, hasta el centro de Guadalajara te andan cobrando fácil, hasta 250 pesos”, lamentó.
Valle del Sol, Valle de los Molinos, Los Molinos, Los Tréboles, Alambra, Amaranto y Palermo, algunos de los fraccionamientos más afectados pues mientras que algunos de estos son pequeños y sus habitantes no cuentan con la posibilidad de que entre el transporte público y deben caminar por la carretera o por caminos angostos hasta el interior de las viviendas; en tanto que otros, por la gran cantidad de habitantes no se dan abasto al incluso contar con algunas bases de las rutas como es el caso de Valle de los Molinos o Valle del Sol, sin embargo son sólo dos las rutas con que se cuenta en este sitio.
Flor Casas, otra de las afectadas y vecina del fraccionamiento Palermo, indicó: “Al menos allá en Valle entran los camiones, acá tienes que salir a la carretera para poder agarrarlo porque si entra alguno ya va bien lleno y no te toca ni irte parada, y es súper incomodo ir toda apretada porque desde que te dan un agarrón hasta que te roban o algo, yo me les tengo que aventar a todos, primero para que me dejen pasar y luego más para bajar es todo un rollo y yo porque voy cerca aquí a Zapopan (cabecera municipal), pero los que van al centro están peor”, soltó.
Según los ciudadanos, es urgente que se analice la posibilidad de establecer más rutas del transporte público en este lugar, que tengan nuevas unidades que ayuden a movilizar a la gran cantidad de personas que habitan en esta zona de la ciudad.
Por cierto, que la esperanza de los vecinos es que una vez concluida la obra del tren ligero se pueda contar con rutas alimentadoras extras a las rutas de camiones que ya se tienen para así llegar directo a la estación que se ubica en la zona de Arcos de Zapopan y poder así recorrer rápidamente los 21 kilómetros de este nuevo transporte.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ciclovías, adelante sin consulta: Alfaro

por Fernanda Carapia/ntrguadalajara.com

A FAVOR Y EN CONTRA. Los espacios para ciclistas generan diversas reacciones en la ciudad. (Foto: Alfonso Hernández) La construcción de ciclovías no está a consulta ciudadana, aseguró tajante el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez. “Todo mundo tiene derecho a expresar su opinión, pero quien gobierna esta ciudad tomó hace mucho la determinación de que esta ciudad tiene que buscar mecanismos de transporte no motorizado y la apuesta de las ciclovías va a seguir adelante”. El presidente municipal criticó la postura del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de someter a consulta la construcción de caminos seguros para ciclistas. “No podemos ahorita salir con la barbaridad y atrocidad que dijo el instituto, que dice que vamos a someter a consulta pública si se hacen ciclovías en la ciudad, ¿quién se creen en el instituto?”. “La agenda de movilidad no motorizada es una agenda que hemos comprometido los gobiernos de esta ciudad p…

La Guadalajara amurallada domina 14% de la ciudad

Especialista de la Universidad de Passau, Alemania, analiza en particular el caso de Zapopan, donde están más de la mitad de 2500 cotos o “urbanizaciones cerradas” del AMG
Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.  http://www.agustindelcastillo.com/
Los castillos del señor feudal ofrecían a sus moradores, incluso a los más precarios, los siervos que habitaban en torno a la muralla, una posibilidad perdida en la larga noche medieval: la seguridad. Bajo esta premisa, una extraña Edad Media se abre paso y domina cada vez más el imaginario de los moradores del área metropolitana de Guadalajara (AMG): los casi 2,500 “cotos” o urbanizaciones cerradas se extienden sobre 14 por ciento de las 65 mil hectáreas de “ciudad construida”, y van al alza.
Es un especialista migrado del mismo corazón de la vieja Europa, el doctorante en geografía por la Universidad de Passau, Bernd Pfannenstein, catedrático en la escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien s…

La atropellan y le exigen pago

por Fernanda Carapia,  5 de Septiembre de 2016/ntrguadalajara.com 
Sara Magos sospecha que hay corrupción entre los agentes que llevan su caso y la aseguradora GNP. Hace un año, la vida de Sara Magos García dio un giro de 180 grados: un auto la atropelló cuando iba en su bicicleta, pasó varios días en terapia intensiva, pagó más de 100 mil pesos para recuperar su salud, aún tiene secuelas y, por si fuera poco, debe cubrir el daño que causó al carro que la arrolló. “La señora reclamaba que le pagara sus daños, que me hiciera responsable del accidente que había provocado”, informó. Magos García sospecha que entre los agentes que traen su caso y la aseguradora GNP hay corrupción, pues han habido cosas que no checan, como que en uno de los peritajes de causalidad vial se señaló que la mujer que conducía el vehículo, Leticia Brambila López, viajaba a 40 kilómetros por hora.