Piden acabar las ciclovías

  • Lamentan que se quedara "mocha" la ciclovía de Marcelino García Barragán, por oposición de vecinos. Foto: Maricarmen Galindo
  • Lamentan que se quedara "mocha" la ciclovía de Marcelino García Barragán, por oposición de vecinos. Foto: Maricarmen Galindo
  • Lamentan que se quedara "mocha" la ciclovía de Marcelino García Barragán, por oposición de vecinos. Foto: Maricarmen Galindo


Fernanda Carapia/Mural
Guadalajara, México (31 marzo 2017).- 
Las ciclovías no son una ocurrencia, sino una solución al problema de movilidad que se vive en la metrópoli.

Por eso, destacó Elton Osorio, integrante de dos movimientos ciclistas, la importancia de que concluyan las bicisendas que quedaron "mochas" por oposición vecinal como la de Marcelino García Barragán, en la que inclusive se solicitó una consulta pública.

Reconoció que los habitantes de la zona tienen el derecho de dar su opinión y ser escuchados al momento de realizar un proyecto para que éste no sea autoritario.

"Pero por otro lado se están poniendo en contra con proyectos que no son una ocurrencia, es un tema que se ha trabajado durante muchos años, que es el cambiar el paradigma de movilidad de la Ciudad", apuntó.


Osorio, quien forma parte del colectivo Bici Blanca y de la Red Universitaria para la Movilidad, comentó que los caminos ciclistas están soportados en al menos seis documentos como el Plan Nacional de Desarrollo, los Planes Parciales e incluso en la Ley de Movilidad y la Constitución.

Osorio criticó que se analice en el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) el someter a consulta pública la construcción de la ciclorruta de García Barragán, pues se violentaría un derecho.

"Es como querer consultar si alguien debe tener derecho a la Educación o a la Salud. Llevar a consulta una ciclovía es como llevar a consulta si se debe quitar una banqueta para hacer más carriles para carros, o hacer consultas para que se quiten calles".

El integrante de Bici Blanca reconoció que es un problema complejo y la autoridad debe intensificar las labores de socialización a través de pláticas y otras herramientas para que la gente entienda que, de seguir beneficiando al automóvil, la Ciudad va a colapsar.

"Debemos explicarle a la ciudadanía de la importancia de esto, así como tiene derecho el automovilista, el peatón tiende derecho a tener sus banquetas seguras, en buenas condiciones, el ciclista también tiene derecho a circular en el espacio pública de manera segura, eficiente, interconectada, el chiste es pensar en todos y no sólo en un medio de transporte".

El colectivo de la Red Universitaria para la Movilidad organiza rodadas mensuales que parten desde alguna universidad para atraer a nuevo usuarios de la bicicleta, mostrarles las rutas disponibles y posicionarse para tratar problemas que se enfrentan en la Ciudad.

La rodada de mañana terminará en el Barrio de Mexicaltzingo, donde habrá una verbena con los vecinos que están en contra del estacionamiento subterráneo que la Universidad de Guadalajara pretende construir en el jardín.

Comentarios