Entre calor, tráfico y contaminación

  • Altas temperaturas afecta irritabilidad de conductores en un atorón vial. Foto: Carlos Ibarra
     
    Fernanda Carapia/Mural
Guadalajara, México (17 mayo 2017).- 
El Sol empieza a salir. El calor aumenta dentro del vehículo. La fila de autos apenas avanza. No hay vuelta atrás, para donde se mire hay carros. No queda de otra más que esperar.

En el rostro de los automovilistas hay frustración e impotencia. Observan el reloj. El tiempo avanza, pero el vehículo no, apenas 100 metros en media hora.

Es hora pico, el ingreso oriente a la Zona Metropolitana de Guadalajara, exactamente en Lázaro Cárdenas y Carretera a Chapala, se transforma en una "arena" donde todos luchan por pasar.

Una mujer, visiblemente enojada, golpea el volante cuando intenta recorrer unos centímetros, pero otro conductor se mete en el carril en el que circula.

Ir de la Central Nueva a Colón, tramo que sin tráfico se recorre en 15 minutos, se convierte en un recorrido de una hora, donde los conductores están expuestos a riesgos para su salud mental y física.

José de Jesús Gutiérrez, especialista en Psicología de la Movilidad, comentó que los niveles de estrés se elevan a tal grado que pueden desatar conductas violentas en los conductores, además de que hay una intoxicación, pues al estar detenidos, se respira mayor número de contaminantes.

"Las avenidas están con un exceso de automotores que generan humos y estos humos intoxican al sujeto y provocan estrés, irritabilidad que puede generar, a su vez, baja eficiencia cognitiva y sicomotora", explicó.

Además, dijo, se agrega un elemento que es la prisa, ya que actualmente, con el crecimiento de la urbe y la incorporación de nuevos autos al parque vehicular -400 al día en promedio-, lo que provoca que la gente invierta hasta cuatro horas al día en movilizarse.

"Una persona con prisa, irritada, intoxicada por los humos se vuelve irritable y si le agregas las obras que obstaculizan la movilidad, se detonan conductas violentas".

Gutiérrez comentó que lo ideal sería que la Secretaría de Movilidad, en coordinación con la de Salud, generara talleres de manejo del estrés al conducir ante el tráfico y el calor, que son inevitables.

Una forma de lidiar con estos factores es, primeramente, salir con tiempo, llevar una botella de agua a fin de mantenerse hidratado y aprovechar el "atorón" para hacer algunas actividades como aprender un idioma o escuchar un audiolibro.

Detonantes del estrés al manejar

Clima extremo
Ruido
Contaminantes
Estímulos visuales

Comentarios