Quedan detalles en Ruta-Empresa

  • Las unidades de la Ruta Empresa no cumplen, dicen, con la suspensión neumática y la transmisión automática. Foto: NTX
Julio Cárdenas
Guadalajara, México (13 mayo 2017).- Aunque en términos generales, la puesta en marcha del nuevo modelo de transporte público conocido como Ruta-Empresa dejó un buen sabor de boca, aún quedan detalles que deberán ser solucionados, apunta académico.

Integrante del Observatorio Ciudadano de Movilidad y académico de la Maestría en Ciudad y Espacio Público Sustentable, del Iteso, el doctor Raúl Díaz Padilla, mencionó que la suspensión neumática y la transmisión automática en las 32 nuevas unidades que prestan el servicio en el Corredor Artesanos, son deudas pendientes.
 
"Hay aspectos que me llaman la atención a mí, uno es que los vehículos no son de suspensión neumática como la norma lo exige y tampoco son de transmisiones automáticas", subrayó el experto.

"Si bien no son los aspectos más importantes para evitar accidentes o para mejorar la calidad del servicio, sí me parece que son aspectos que contribuirían a mejorar la comodidad y sobre todo, a reducir la fatiga y el estrés sobre los operadores".

Expuso que de acuerdo con estudios que ha realizado la universidad, un operador del transporte público realiza hasta 18 actividades en un minuto, lo que se traduce en acumulación de estrés.

Por otro lado, indicó que para reducir el índice de posibles lesiones lumbares de los usuarios, es necesario implementar la suspensión neumática.

Sin embargo, aplaudió aspectos como el combustible, la accesibilidad con el escalón de cortesía, espacios interiores más amplios, asientos preferenciales, la imagen y el rack para bicicletas.

Asimismo, adelantó que el Observatorio realizará una evaluación del sistema poniendo especial atención en frecuencia de paso, paraderos, imagen y funcionamiento de las unidades, además de la amabilidad de los conductores.

"En cuanto a la operación, la administración y servicio al cliente pues eso todavía nos queda por delante analizarlo, me parece que ahorita estamos todavía en la luna de miel del sistema, habrá que esperar 15 días, un mes (para evaluarlo)", concluyó Díaz Padilla.


Otra frase:
"No se debe perder estos detalles porque sino entonces corremos el riesgo de que no se cumpla con todas las expectativas y corremos el riesgo de que por no tener dos o tres criterios cumplidos vaya a haber una falla en el sistema y por tanto una percepción negativa de los usuarios"

Comentarios