Quitan los radares y suben muertes

  • Asociaciones civiles consideran que los percances viales han ido al alza, ya que no hay control para los automovilistas. Foto: Renee Pérez
      
Fernanda Carapia/Mural
Guadalajara, México (20 mayo 2017).- Al quitar los radares no sólo aumentó el número de "correlones", sino también la cantidad de muertos.

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Movilidad (Semov), publicadas en su portal de Internet, de marzo a abril hubo un incremento en los fallecidos en percances viales.

En el tercer mes del 2017, en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), 49 personas murieron en el lugar donde ocurrió el accidente, mientras que en abril -cuando se tomó la decisión de suspender la fotoinfracción- la cifra creció a 57, es decir, 16 por ciento más.

Asimismo, la cantidad de muertos registrados en abril del año pasado fue de 38, por lo que en comparación con el mismo mes del presente año, hubo un incremento de 50 por ciento.

En los primeros cuatro meses del año 197 personas han fallecido en el lugar del accidente, lo que representa un incremento de 20.12 por ciento respecto al mismo periodo, pero de 2016.

Asociaciones civiles dedicadas a la cultura vial consideran que los percances viales han ido al alza, ya que no hay control para los automovilistas.

Yessica Hernández, representante del colectivo Jóvenes Salvaguarda, comentó que al suspenderse la fotoinfracción, los conductores no sintieron presión para respetar los límites de velocidad, lo que lleva consigo un aumento en los accidentes y muertes.

"Baja la vigilancia y el control y crece la libertad y las pérdidas, las humanas son las más graves, pero también hay daños, los accidentes viales es la forma más rápida de hacer pobreza", aseguró.

Según las estadísticas, el mes pasado, la Semov tomó conocimiento de mil 42 percances viales, para dar un acumulado en lo que va del año de 4 mil 591 accidentes.

Debido a la suspensión de la fotoinfracción, el mes pasado se levantaron 174 mil 25 apercibimientos por exceder el límite de velocidad permitido, lo que representa un incremento del 95.6 por ciento con relación a los "correlones" captados por las cámaras de fotoinfracción en marzo, cuando había sanción económica.

Las fotomultas se suspendieron el 1 de abril y, aunque se dijo que se restablecerían el 2 de mayo y luego que el 15 del mismo mes, Servando Sepúlveda, titular de la Semov, dijo que se quedarán así "hasta nuevo aviso".

Hernández reiteró la urgencia de restablecer el programa, ya que está comprobado que cuando a la gente se le pega en el bolsillo, reacciona a respetar las normas y, en este caso, los límites de velocidad, lo que disminuye el riesgo de un percance.

Consideró que es necesario que la autoridad estatal reinvierta el monto recaudado por fotomultas -en 2016 fueron 429 millones 333 mil 85 pesos- en educación vial y la atención a las víctimas de accidentes.

Comentarios