16.6.17

Estación de monitoreo lleva un mes sin operar

(Foto: Jorge Alberto Mendoza)
Una fluctuación en la energía eléctrica dañó los cables de la estación de monitoreo atmosférico de avenida Vallarta, ubicada casi al cruce con Lázaro Cárdenas, lo que mantiene a este equipo fuera de operación y por lo tanto sin registro de contaminantes desde el 5 de mayo y hasta una fecha indefinida, pues la compra de los elementos dañados todavía no es autorizada.
La directora de Calidad del Aire de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), Adriana Rodríguez Villavicencio, confirmó la falta de operatividad de este equipo en una de las temporadas del año en las que más elevados se registran los niveles de ozono en la ciudad por la fuerte radiación solar y alta motorización; no obstante que la funcionaria desde iniciada la administración ha gestionado la compra de reguladores de energía para proteger las estaciones, misma que no se ha concretado.
“Hubo una intermitencia en el tema de voltaje y prácticamente todo el cableado se dañó, desafortunadamente para nosotros que queremos estar midiendo, todo este proceso de reparación pues implica que nos apeguemos a lo que establece la nueva ley de compras, donde tienes que hacer unos términos de referencia, cotizar con tres posibles proveedores, entonces en este momento el trabajo que se requiere ya fue publicado en la página de compras”.
“Estamos en el proceso de compra, pero en la fase de invitación, nosotros esperamos que pronto designen un proveedor porque nos urge echar a andar la estación, los equipos están bien, pero el cableado es el que va a necesitar una inversión de 40 mil pesos. Llevamos todo el mes de mayo y junio que no está operando”.
Desde 2014, la funcionaria señaló que se requerían 10 millones de pesos para equipar a las estaciones de UPS con el fin de que las fluctuaciones de energía eléctrica, que son comunes en la red de la Comisión Federal de Electricidad, no dañaran los equipos de medición de contaminantes, pues en el caso de los que registran el material particulado de 2.5 micras son muy sensibles a esto y los que más fácil de descomponen.
Sin embargo, desde entonces no han sido adquiridos y ello repercute en que las 10 estaciones de monitoreo estén expuestas a más fallas; tan sólo el año pasado, 265 veces estuvieron fuera de operación por algunas horas debido a una serie de factores, tales como la entrada de humedad a los equipos o el sobrecalentamiento de éstos; tampoco faltaron las fluctuaciones de energía eléctrica.
Con esta estación fuera de servicio se pierde la medición de contaminantes que este año han estado en niveles por encima de lo registrado desde 2012, pues ya van 18 precontingencias y 13 contingencias atmosféricas, de las cuales 10 han sido por ozono, incluso hasta llegar por primera vez a la fase 2 por una concentración de 216 Imeca por más de dos horas.

PIE DE FOTO
Vulnerables. Los aparatos están expuestos a humedad y otros factores.

No hay comentarios.:

#NiUnaMás E2. Don Gus !Completos¡