Ir al contenido principal

Por qué las ciclovías le convienen a toda la población

Por Juan Palomar Verea jpalomar@informador.com.mx/El Informador

De un tiempo a esta parte se han intensificado los esfuerzos por continuar estableciendo una red de ciclovías en la zona metropolitana de Guadalajara. Aunque en general esos trabajos han sido bien recibidos por la población, parece haber sectores reacios a la implantación de esta medida. Conviene analizar la situación en busca de la necesaria claridad.

La movilidad metropolitana hace tiempo que está en crisis. Como era más que predecible, el modelo de transporte orientado al uso intensivo de vehículos particulares ha rebasado con mucho la capacidad vial de los espacios de circulación. Son cientos los contextos en los que cada vez con mayor frecuencia el tránsito automotor se colapsa. Esta situación es altamente perjudicial en términos ambientales y económicos, y en un sentido más amplio, demerita grandemente la calidad de vida de todos los habitantes de la ciudad.

Ante esa problemática, resulta imperativa la búsqueda de alternativas para la movilidad metropolitana. El uso de la bicicleta es uno de los principales recursos para ello. Pero conviene recordar por qué. Es un medio de locomoción económico, saludable, eficiente y ambientalmente sustentable. Además es accesible a sectores demográficos muy amplios. En un contexto físico como el de nuestra ciudad, en la que la topografía general es moderada, la bicicleta resulta con mayor razón un método de desplazamiento conveniente. El clima local, en amplios términos favorable, es otro factor que se aúna a todos los anteriores.

Es relevante, por demás, decir que en otros contextos, incluso con economías más prósperas y condiciones climáticas mucho más adversas, la bicicleta es usada intensivamente por la población. ¿En dónde reside la diferencia? En el grado de conciencia acerca de los efectos ya mencionados del empleo de la bicicleta. Los que inciden sobre la propia salud, economía y calidad de vida; y los que redundan en el bien común.

Ante la implantación de algunas de las recientes ciclovías se han suscitado ciertas voces de protesta y oposición por sectores de vecinos y de automovilistas. Ante ello, es básico recordar un hecho repetidamente demostrado: la movilidad alternativa, representada por la bicicleta, redunda en el beneficio general para la población. Incluyendo a automovilistas y vecinos.

Pero es necesario apelar a dos principios básicos de la convivencia ciudadana: la búsqueda del bien común y de la tolerancia. El bien común queda más que servido cuando una parte sustancial de la presión sobre la rebasada capacidad de las vialidades se canaliza al uso de la bicicleta. La tolerancia es indispensable para adecuar hábitos adquiridos y aceptar, en nombre del bienestar comunitario, pequeños o medianos ajustes en las costumbres cotidianas. De eso se tratan las ciudades: de vivir conciliando continuamente los intereses particulares con los de la sociedad.

Al mismo tiempo, nunca está por demás continuar, por la vía de los hechos, convenciendo a la población de que el uso de la bicicleta es una alternativa real, conveniente, inmediata.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ciclovías, adelante sin consulta: Alfaro

por Fernanda Carapia/ntrguadalajara.com

A FAVOR Y EN CONTRA. Los espacios para ciclistas generan diversas reacciones en la ciudad. (Foto: Alfonso Hernández) La construcción de ciclovías no está a consulta ciudadana, aseguró tajante el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez. “Todo mundo tiene derecho a expresar su opinión, pero quien gobierna esta ciudad tomó hace mucho la determinación de que esta ciudad tiene que buscar mecanismos de transporte no motorizado y la apuesta de las ciclovías va a seguir adelante”. El presidente municipal criticó la postura del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de someter a consulta la construcción de caminos seguros para ciclistas. “No podemos ahorita salir con la barbaridad y atrocidad que dijo el instituto, que dice que vamos a someter a consulta pública si se hacen ciclovías en la ciudad, ¿quién se creen en el instituto?”. “La agenda de movilidad no motorizada es una agenda que hemos comprometido los gobiernos de esta ciudad p…

La Guadalajara amurallada domina 14% de la ciudad

Especialista de la Universidad de Passau, Alemania, analiza en particular el caso de Zapopan, donde están más de la mitad de 2500 cotos o “urbanizaciones cerradas” del AMG
Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.  http://www.agustindelcastillo.com/
Los castillos del señor feudal ofrecían a sus moradores, incluso a los más precarios, los siervos que habitaban en torno a la muralla, una posibilidad perdida en la larga noche medieval: la seguridad. Bajo esta premisa, una extraña Edad Media se abre paso y domina cada vez más el imaginario de los moradores del área metropolitana de Guadalajara (AMG): los casi 2,500 “cotos” o urbanizaciones cerradas se extienden sobre 14 por ciento de las 65 mil hectáreas de “ciudad construida”, y van al alza.
Es un especialista migrado del mismo corazón de la vieja Europa, el doctorante en geografía por la Universidad de Passau, Bernd Pfannenstein, catedrático en la escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien s…

La atropellan y le exigen pago

por Fernanda Carapia,  5 de Septiembre de 2016/ntrguadalajara.com 
Sara Magos sospecha que hay corrupción entre los agentes que llevan su caso y la aseguradora GNP. Hace un año, la vida de Sara Magos García dio un giro de 180 grados: un auto la atropelló cuando iba en su bicicleta, pasó varios días en terapia intensiva, pagó más de 100 mil pesos para recuperar su salud, aún tiene secuelas y, por si fuera poco, debe cubrir el daño que causó al carro que la arrolló. “La señora reclamaba que le pagara sus daños, que me hiciera responsable del accidente que había provocado”, informó. Magos García sospecha que entre los agentes que traen su caso y la aseguradora GNP hay corrupción, pues han habido cosas que no checan, como que en uno de los peritajes de causalidad vial se señaló que la mujer que conducía el vehículo, Leticia Brambila López, viajaba a 40 kilómetros por hora.