1.6.17

Urge reducir velocidad vial

  • Para reducir riesgos en accidentes, experto ve adecuado el uso de radares e implementar zonas 30. Foto: Archivo
     
Fernanda Carapia/Mural
Guadalajara, México (01 junio 2017).- ¿Te imaginas una caída libre de un décimo segundo piso sin paracaídas o protección alguna?, pues el impacto es similar si eres atropellado por un vehículo que circula a 100 kilómetros por hora.

Saúl Alveano, gerente de Seguridad Vial de World Resources Institute México, destacó que la velocidad vial es la primera causa de muerte cuando se da un incidente de tránsito.

"La velocidad juega un rol importantísimo: si un auto atropella a una persona a 20 kilómetros por hora, la probabilidad de que la persona viva es de 100 por ciento, a menos que le pase por encima; pero si es atropellada a 60 kilómetros, la probabilidad de que muera se incrementa a un 85 por ciento", dijo.

Ante esto, subrayó, es importante regular la velocidad de los automotores y sobre todo vigilar y garantizar que la respeten; una alternativa es el uso de la tecnología con las fotomultas, que no se deben ver como una medida recaudatoria.

"El radar resulta ser un medio muy eficiente en cuanto a la identificación de vehículos que van a exceso de velocidad porque se elimina el tema de la corrupción (...); la gente puede decir que es recaudatorio, pero es muy fácil, no quiere pagar una multa, que no exceda el límite de velocidad", indicó.

Otra opción, agregó, es implementar acciones urbanísticas en el diseño de las ciudades, tal como se hizo con las zonas 30, donde el ancho de carril obliga a bajar la velocidad.

También defendió la construcción de ciclovías, pues esto hace que haya una convivencia sana y sin riesgos entre todos los sujetos de movilidad; de no hacerlo, es como generar trampas mortales para quienes usan este medio de transporte.

Alveano destacó que hay una incoherencia en los límites máximos establecidos en las vialidades de la Metrópoli, pues no se considera a sus usuarios.

Así, se deberían revisar los parámetros en arterias como Carretera a Chapala y el Periférico, donde no deben excederse los 80 kilómetros por hora, pero hay una alta convivencia con peatones por viviendas y comercio.

"Si no se genera infraestructura accesible para todos, no se puede hablar de velocidades por arriba de los 30 kilómetros por hora, eso es poner a la gente en riesgo", comentó.

Saúl Alveano, gerente de Seguridad Vial de World Resources Institute México, considera convenientes las zonas 30 para bajar la velocidad; también sugirió replantear los límites máximos en vialidades.

No hay comentarios.: