Ir al contenido principal

Ejercicios para desgastar o fortalecer la democracia


por TERRITORIO LIBERADO / Joaquín Osorio Goicoechea/ntrguadalajara.com


La semana pasada se llevó a cabo una consulta abierta sobre la conveniencia de contar con una ciclovía en el bulevar Marcelino García Barragán. El ejercicio fue apoyado por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC). El organismo había recibido también 2 mil 628 firmas de personas que se oponían a la ciclovía, con lo que hacer el sondeo parecía necesario.

En la consulta participaron 22 mil 142 personas, de las que 78 por ciento votaron a favor y 22 por ciento en contra. Alrededor de tres mil ciclistas de diversas agrupaciones sumaron su voto a favor de que se concluya y funcione esta ciclovía.

Es necesario considerar que ya en 2016, 95 por ciento de la obra estaba concluida. ¿Para qué preguntar si están o no de acuerdo los ciudadanos en que se concluya una obra a la que sólo le falta balizamiento y señalética? Pareciera más adecuado que la autoridad informe -antes de iniciar la obra- sobre porqué toma una decisión como ésa, sobre los argumentos que hacen conveniente otra forma de moverse en la ciudad y convenza a los ciudadanos de las bondades de usar esa alternativa de transporte no motorizado.

El propósito central es garantizar a los ciclistas que pueden moverse de manera segura, pero si moverse en bicicleta dentro de la ciudad es un derecho, pareciera que sobra la consulta y más bien debe plantearse como una política que pretende resolver un problema importante de movilidad en la ciudad. Más si se prevé que el resultado no obliga a la autoridad a acatar la decisión que arroje el resultado de la consulta.

En ese sentido, realizar un ejercicio de participación sobre una obra prácticamente concluida y abriendo la participación a todos los que gusten hacerlo, con un buen cálculo de que ganará el sí, muestra que el objetivo realmente importante es legitimar una decisión ya tomada. Y puede tratarse de la mejor causa, pero desde otro punto de vista la consulta resultaría un engaño o simulación de ejercicio democrático.

Y bordando sobre otras modalidades de participación, la ratificación de mandato es un ejercicio que puede resultar novedoso, pero a las autoridades electas en un municipio no se les puede quitar del cargo, aunque ellos lo quisieran, pues el resultado de una elección legalmente realizada y en la que obtuvieron un triunfo legítimo, les obliga a cumplir con un mandato de tres años.

Quizá para quienes lo han propuesto y realizado, primero en Tlajomulco de Zúñiga y después en Guadalajara, y por extensión en otros ayuntamientos de la zona metropolitana, el ejercicio pretende activar a los ciudadanos a participar en la legitimación de su gobierno, más que en pedir en serio que se retire o no del cargo a una autoridad electa. Con la posibilidad de la reelección de munícipes, en el 2018 esa será la oportunidad de refrendar el apoyo a una autoridad que se ha ganado a pulso -con su desempeño y sus resultados-, la posibilidad de seguir gobernando a su municipio.

Si la pretensión de la autoridad fuese promover la participación de los ciudadanos, se podrían ensayar mejores formas de involucrarlos en la solución de problemas reales y que les aquejan, con el apoyo, sí de la autoridad municipal. Un ejemplo de ello es la conformación de comités de participación ciudadana, como estructuras de participación desde abajo y cuyo trabajo beneficiará realmente al conjunto de los ciudadanos. Me parece que ahí es donde se debería aplicar la energía, para que la participación trascienda gobiernos o partidos.

josorio@gmail.com

FV/I

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ciclovías, adelante sin consulta: Alfaro

por Fernanda Carapia/ntrguadalajara.com

A FAVOR Y EN CONTRA. Los espacios para ciclistas generan diversas reacciones en la ciudad. (Foto: Alfonso Hernández) La construcción de ciclovías no está a consulta ciudadana, aseguró tajante el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez. “Todo mundo tiene derecho a expresar su opinión, pero quien gobierna esta ciudad tomó hace mucho la determinación de que esta ciudad tiene que buscar mecanismos de transporte no motorizado y la apuesta de las ciclovías va a seguir adelante”. El presidente municipal criticó la postura del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de someter a consulta la construcción de caminos seguros para ciclistas. “No podemos ahorita salir con la barbaridad y atrocidad que dijo el instituto, que dice que vamos a someter a consulta pública si se hacen ciclovías en la ciudad, ¿quién se creen en el instituto?”. “La agenda de movilidad no motorizada es una agenda que hemos comprometido los gobiernos de esta ciudad p…

La Guadalajara amurallada domina 14% de la ciudad

Especialista de la Universidad de Passau, Alemania, analiza en particular el caso de Zapopan, donde están más de la mitad de 2500 cotos o “urbanizaciones cerradas” del AMG
Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO.  http://www.agustindelcastillo.com/
Los castillos del señor feudal ofrecían a sus moradores, incluso a los más precarios, los siervos que habitaban en torno a la muralla, una posibilidad perdida en la larga noche medieval: la seguridad. Bajo esta premisa, una extraña Edad Media se abre paso y domina cada vez más el imaginario de los moradores del área metropolitana de Guadalajara (AMG): los casi 2,500 “cotos” o urbanizaciones cerradas se extienden sobre 14 por ciento de las 65 mil hectáreas de “ciudad construida”, y van al alza.
Es un especialista migrado del mismo corazón de la vieja Europa, el doctorante en geografía por la Universidad de Passau, Bernd Pfannenstein, catedrático en la escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien s…

La atropellan y le exigen pago

por Fernanda Carapia,  5 de Septiembre de 2016/ntrguadalajara.com 
Sara Magos sospecha que hay corrupción entre los agentes que llevan su caso y la aseguradora GNP. Hace un año, la vida de Sara Magos García dio un giro de 180 grados: un auto la atropelló cuando iba en su bicicleta, pasó varios días en terapia intensiva, pagó más de 100 mil pesos para recuperar su salud, aún tiene secuelas y, por si fuera poco, debe cubrir el daño que causó al carro que la arrolló. “La señora reclamaba que le pagara sus daños, que me hiciera responsable del accidente que había provocado”, informó. Magos García sospecha que entre los agentes que traen su caso y la aseguradora GNP hay corrupción, pues han habido cosas que no checan, como que en uno de los peritajes de causalidad vial se señaló que la mujer que conducía el vehículo, Leticia Brambila López, viajaba a 40 kilómetros por hora.