16.7.17

'No hay de otra'



1José Ruelas es uno de los peatones que se arriesgan en la oscuridad del retorno en L. Mateos. Foto: Maricarmen Galindo


Julio Cárdenas/Mural
Guadalajara, México (16 julio 2017).- "¿Pues qué hace uno?, arriesgarse, no hay de otra", dijo José Ruelas Ruiz mientras se internaba en la oscuridad en el retorno deprimido de San Antonio, en la Avenida López Mateos Sur.

Dado que el puente peatonal más próximo está a un kilómetro, el hombre de 72 años cruzó los ocho carriles de la vía de manera subterránea, junto a automóviles y tráileres.

Su destino era la Colonia El Campanario, donde vive, pero venía de Bugambilias. Esto es algo que hace habitualmente y siempre tiene temor de no ver la luz al final del túnel.

"Me toca venir a hacer ejercicio y luego regreso a mi casa", señaló mientras pasaba de prisa al lado de los cimientos de una obra que, en 2008, representó una inversión de 25 millones de pesos de la extinta Secretaría de Desarrollo Urbano, hoy de Infraestructura y Obra Púbica (SIOP).

"Por aquí, como yo me vine ahorita, caminando, arriesgándonos a que nos mate un carro para poder pasar al otro lado".

Cuando se construyó esta solución vial, para pasar del sentido sur al sentido norte de la avenida, no se colocaron banquetas.

Pero esto no es lo único que don José padece desde hace más de ocho años que lleva caminando por López Mateos Sur. También debe sortear los autos estacionados en los mil 338 giros comerciales que concentra Tlajomulco desde El Palomar hasta San Agustín.

"Se estacionan en las banquetas, ya no dejan pasar a uno y son problemas de siempre", criticó.


"La avenida la utilizan únicamente para los vehículos y, como te digo, invaden hasta las banquetas, o si uno quiere trasladarse en bicicleta, no puedes ni yendo por las orillas, porque te avientan los carros".

Esta opinión contrasta con la versión del Gobierno de Tlajomulco, que, en términos generales, ve seguro caminar por los 14.2 kilómetros que le competen.

"Todos los desarrollos nuevos que se están haciendo comerciales en esa zona, le hemos estado apostando a banquetas, incluyentes, con rampas, con espacio para el peatón", señaló el Secretario general del Ayuntamiento, Erik Tapia Ibarra.

Consideró que los trayectos de peatones por el corredor son cortos, por lo que sólo falta compactar las aceras.

"Esos trayectos creo que los tenemos resueltos, lo que nos hace falta, en mi opinión, es poder homogeneizar todo el caminamiento de López Mateos", expuso el funcionario municipal.

"Hay que homogeneizar lo nuevo con lo viejo para que pueda ser ágil y seguro caminar López Mateos".

Pese a que se solicitó versión al Gobierno de Zapopan, éste no contestó.

No hay comentarios.:

'Cambié mi vida'