24.10.17

Advierten males crónicos por polución




El monóxido de carbono que producen los automóviles puede pasar directamente a la sangre, y unirse a la hemoglobina. Foto: Carlos Ibarra

Liliana Navarro/Mural
Guadalajara, México (24 octubre 2017).- La mala calidad del aire en la Ciudad no sólo afecta el paisaje, sino tus pulmones.

Alergias que antes no tenías o daños en los bronquios y alveolos son sólo una parte de la consecuencia de respirar partículas menores a 2.5 micras, suspendidas en la atmósfera, producto de la combustión vehicular y actividad industrial en la Ciudad, indicó Arnulfo López, médico de la Unidad de Terapia Respiratoria del CUCS de la UdeG.


"Si son partículas sólidas se quedan atrapadas y causan daño mecánico en la tubería que lleva el oxígeno a la sangre; por ejemplo, el monóxido de carbono que producen los automóviles puede pasar directamente a la sangre, y unirse a la hemoglobina.

"Esta sustancia sustituye al oxígeno y puede causar intoxicación en niveles muy altos, y falta de oxígeno en los tejidos", detalló.

MURAL publicó el domingo que al menos ocho normas ambientales llevan hasta 14 años sin actualizarse, lo que implica una mala calidad del aire en la Ciudad.

De acuerdo con el internista, quienes ya padecen asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, pueden empeorar considerablemente, sobre todo cuando se exponen a partículas menores a 10 micras.

Esta situación, agregó, se puede dar rara vez en la Ciudad a cielo abierto, pero en un estacionamiento cerrado puede ser peligroso.

Si bien la contaminación atmosférica no es una causa de muerte inmediata, estudios en grandes ciudades, como Los Ángeles, Tokio o Ciudad de México, demuestran que tanto la calidad, como la expectativa de vida disminuyen.

Este año se han disparado los episodios de mala calidad del aire en la Zona Metropolitana de Guadalajara, según datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), pues mientras en 2016 se presentaron 33, en lo que va de este 2017 ya suman 36, y aún falta la temporada invernal.
Protégete

Ante la temporada invernal y la contaminación, cuando exista mala calidad del aire:

Evita realizar actividades al aire libre.
Protege a niños y adultos mayores, embarazadas y personas con enfermedades cardiacas y respiratorias.
Acude al médico si los síntomas de enfermedad respiratoria se agravan.

No hay comentarios.: