2.10.17

Trabajan en norma para las ciclovías



Acusan que las ciclovías de la ciudad presentan diferentes diseños de trazo y señalética. Foto: Archivo

Fernanda Carapia/Mural
Guadalajara, México (02 octubre 2017).- Para que ya no existan ciclovías de "chile, mole y pozole" como la de Avenida México, el Instituto de Movilidad y Transporte trabaja en una norma de diseño para estos senderos.

Mario Córdova España, titular del instituto, informó que el documento tendría las especificaciones constructivas en cuanto a diseño y trazo de espacios para ciclistas y peatones.


"Estamos terminando de analizar y por enviar a la Secretaría de Movilidad una norma de diseño de vías peatonales y ciclistas, especialmente ciclistas, para evitar que hay muchos tipos y formas de solución y las estamos conviniendo con los Ayuntamientos, trataremos que sea de la aceptación de la mayoría", dijo.

No obstante, agregó, el criterio que se utiliza en todas las avenidas es proteger la vida de los ciclistas con espacios segregados, mientras que en vialidades secundarias reforzar la preferencia a las bicicletas con balizamiento.

El 15 de septiembre MURAL publicó que la ciclovía de Avenida México -que corre de Chapultepec a Juan Palomar y Arias- presenta tres diseños distintos en su trazo que van desde lo más sencillo como el balizamiento hasta la segregación con macetas.

Ante esto, Córdova España mencionó que esto fue debido a que los tramos se hicieron en etapas distintas y por entes diferentes; de Chapultepec a López Mateos lo hizo el Instituto y de López Mateos a Juan Palomar y Arias, el Ayuntamiento de Guadalajara.

"La intervención y los diseños en los que participó el instituto (...) son intervenciones sencillas, se movieron estacionamientos y se hicieron espacios segregados con pocos elementos porque había presupuesto limitado", apuntó.

No obstante al diseño, Córdova España afirmó que el elemento principal, que es el trazo, ya está establecido y aceptado técnicamente a través del Programa Metropolitano de Vías Ciclistas (Provici) donde se estipulan los 200 kilómetros de bicisendas que la actual Administración estatal preveía impulsar al inicio de la gestión.

El funcionario descartó que con el método de segregación usado por el Ayuntamiento tapatío se ponga en riesgo tanto a conductores como a ciclistas y el rechazo generado es por la molestia que tienen los conductores por compartir el espacio.

En Avenida México se hace patente la falta de una guía, pues hay tres diseños distintos en el mismo trazo de bicisenda.

No hay comentarios.: