9.1.18

Amplían atribuciones al Imeplan; validará las obras metropolitanas

Se encargará de elaborar los proyectos, evaluar los fondos de financiamiento y emitir un dictamen de impacto urbano

El Informador

Este año, todas las obras de alcance metropolitano deberán ser validadas por el Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan), que se encargará de elaborar los proyectos, evaluar los fondos de financiamiento y emitir un dictamen de impacto urbano que posteriormente podrá o no ser aprobado por las autoridades competentes.


Lo que hará el dictamen es alinear cualquier propuesta de los Gobiernos estatal y municipales a una visión de metrópoli bajo un acompañamiento técnico, “no se puede estar utilizando el recurso metropolitano para (proyectos) municipales”, aclara el director del Instituto, Mario Silva Rodríguez.

Para que los Ayuntamientos puedan acceder a la bolsa del Fondo Metropolitano deberán solicitar al Imeplan el dictamen; sin embargo, explica que la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública y las alcaldías mantendrán el control presupuestal de contratación, adjudicación y supervisión de obra. Esto, tras las reformas aprobadas a finales del año pasado por el Congreso del Estado, derivado del proceso de armonización de la Ley General de Asentamientos Humanos.

Uno de los temas claves de la homologación, acentúa, es que la coordinación se volverá obligatoria y deberá cumplirse en las 59 zonas metropolitanas del país. Con estas modificaciones el Imeplan crecerá en atribuciones y obligaciones. Una de las que demandará mayor trabajo en temas financieros será la consolidación del Banco de Proyectos Metropolitanos para garantizar que la infraestructura pública se pueda hacer con parámetros más controlados y de mayor fiscalización técnica y social.

Silva comenta que ya se comenzaron a elaborar proyectos ejecutivos, como en corredores de transporte masivo, en temas de residuos sólidos, espacios públicos e infraestructura ciclista, entre otros.

Para consolidar ese banco se requiere la creación de gerencias técnicas en temas de sustentabilidad y medio ambiente, movilidad, riesgo y resiliencia, así como de planeación territorial y control de suelo. Se proyecta que esté listo en agosto para que las nuevas administraciones puedan tomarlo en cuenta en el arranque de Gobierno.

Alista Imeplan gerencias técnicas

El Banco de Proyectos Metropolitanos será consolidado con la creación de gerencias en materia de medio ambiente, movilidad y urgencias médicas, entre otras. EL INFORMADOR/Archivo
Para consolidar el Banco de Proyectos Metropolitanos se proyecta la creación de gerencias técnicas, en lugar de las agencias como la de seguridad, creada el año pasado. El director del Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan), Mario Silva Rodríguez, subraya que esto permitirá tener una mayor capacidad técnica y evitará incrementar la burocracia o instituciones que representen más gasto.

Las gerencias que se pretende poner en marcha son en temas de sustentabilidad y medio ambiente, movilidad, riesgo y resiliencia, planeación territorial y urgencias médicas.

“Está concluido el dictamen de urgencias médicas para que los municipios tomen decisiones sobre cómo coordinarse, no necesariamente será una agencia, puede ser una mesa de coordinación”.

El otro tema que pudiera ser debatido para la creación de una agencia como la de seguridad, es el del agua; sin embargo, se discutirá cuál es el mejor modelo, pues ya existe el SIAPA, que tiene las funciones de una agencia, pero aún no abarca los nueve municipios metropolitanos, resalta Silva.

Un dato importante es que, por primera vez, el Imeplan contará con recursos etiquetados dentro del Presupuesto de Egresos. Para este año cuenta con una bolsa de 20 millones de pesos, que se sumarán a 25 millones que quedaron pendientes de ejercer durante 2017.

Desde 2014, tras su puesta en marcha, el Instituto no había contado con un presupuesto fijo porque los mecanismos de financiación no eran estables, “no es sencillo comparar (los ejercicios presupuestales anteriores) del Instituto. Hoy ya existimos como tal, entonces, el año base para comparar la gestión del Imeplan será el 2018”, apunta Mario Silva.

La bolsa pendiente de 20 millones por ejercer obedece a recursos transferidos al Instituto por la Secretaría de Infraestructura Pública, provenientes del Fondo Metropolitano. Además, se tiene un remanente superior a los cuatro millones de pesos.

Silva comenta que los recursos pendientes se destinarán a diversos estudios en temas de riesgo y seguridad estructural, protección civil, resiliencia, aguas subterráneas, movilidad y la conclusión de los estudios del Atlas de Riesgo.

“Queda una bolsa pendiente que está por establecerse para estudios complementarios. Por ejemplo: el análisis del impacto de transporte de carga, un trabajo que se realizará en coordinación con el Instituto de Movilidad, pero también analizando desde el Imeplan las dinámicas de las unidades económicas, de mercados de abastos y puntos de distribución para entender esa complejidad”.

GUÍA

¿Cuáles temas abordarán las gerencias?
Urgencias. Será para la atención de personas sujetas a urgencias médicas y sanitarias. A su vez, para la atención eventual de desastres, meteoros y eventos que atentan el derecho a la salud de los habitantes de la metrópoli.

Movilidad. El objetivo es transitar de las políticas de transporte a las políticas de movilidad urbana sustentable e integrarlas con las de desarrollo urbano.

Medio ambiente. El manejo integral de la política ambiental, la protección de la biodiversidad metropolitana y los compromisos internacionales para la mitigación de los efectos del cambio climático, son elementos esenciales de la agenda en la escala de la gran ciudad.

Las políticas y normas, criterios y prácticas destinados a mejorar la calidad del aire y el agua, el control de emisiones, residuos y descargas de los productos de las actividades humanas, así como su tratamiento y disposición final, reclaman un modelo sistémico de gestión para toda la ciudad.

Parques y espacios públicos. La ciudad tiene una carencia grave de espacios públicos y áreas abiertas. Cuenta con apenas tres metros cuatros por habitante y necesita triplicar ese indicador para alcanzar el mínimo recomendado por organismos internacionales.

Manejo de residuos sólidos. Bajo el marco de la gestión del medio ambiente con visión de escala metropolitana, se integra la necesidad de fomentar la gestión integral de los residuos, el delinear planes de largo plazo que promuevan la reducción de la generación, la disminución de los altos costos de traslado, recolección y tratamiento, construir esquemas transparentes de colaboración con el sector privado, la incentivación de la separación y la creación de economías de escala en torno a ello.

CLAVES

Nuevas reglas

Legislación. Para cumplir con la homologación de la Ley General de Asentamientos Humanos, en Jalisco se realizaron reformas a la Ley de Coordinación Metropolitana y el Código Urbano. A partir de la entrada en vigor de éstas, el Imeplan tendrá un plazo no mayor a seis meses para modificar los estatutos orgánicos, convenios y demás disposiciones de las instancias de coordinación metropolitana.

Cambios. Ahora se incorporó el concepto de “Desarrollo Metropolitano” y la obligatoriedad de aplicarlo. También se formaliza el nivel de concurrencia metropolitana, a través de la creación del “Sistema Integral de Desarrollo Metropolitano”, de la cual el Imeplan será la instancia coordinadora y en la que participarán los tres niveles de Gobierno por medio de sus políticas, presupuestos y programas.

Más. Se amplían las capacidades y atribuciones del Imeplan. Se modifica el nombre a Instituto de Planeación y Gestión del Desarrollo del AMG. Y se otorga competencia al Imeplan para dictaminar el impacto metropolitano como parte de la validación de las políticas, proyectos, programas e infraestructuras.

Proyectos. Se crea el Banco de Proyectos Metropolitanos como herramienta de gestión del desarrollo, bajo responsabilidad del Imeplan. Y se integrarán la Sedatu y el Consejo Ciudadano Metropolitano como miembros de la Junta de Coordinación Metropolitana. Se compondrá de 13 integrantes.


Han comenzado a elaborarse proyectos ejecutivos en corredores de transporte masivo, en temas de residuos sólidos, espacios públicos e infraestructura ciclista, entre otros. EL INFORMADOR/Archivo
Para agosto, banco de proyectos
En agosto próximo, el Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan) tendrá listo el Banco de Proyectos Metropolitanos, a través del cual se garantizará que la infraestructura pública propuesta se pueda hacer con parámetros más controlados y de mayor fiscalización técnica y social.

Actualmente ya se tiene un avance con proyectos ejecutivos de intervenciones en corredores de transporte público masivo, de residuos, de parques o espacios públicos, de infraestructura ciclista, entre otros.

“Tenemos un trabajo que iniciamos con la Subsecretaría de Planeación del Estado, que ha administrado el banco de proyectos desde hace un par de años. Ellos nos harán la transferencia de un software que ya tienen”, indica el director del Instituto, Mario Silva Rodríguez.

Se tomarán en cuenta también los proyectos presentados por los municipios o el Gobierno del Estado en la Junta de Coordinación Metropolitana, así como la recuperación de propuestas trabajadas por cualquier institución pública.

Algunos proyectos pueden el Peribús, que se tiene ante el Instituto de Movilidad; planes de infraestructura de agua del SIAPA; infraestructura carretera o de transporte al mando de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP), entre otros.

Sin embargo, el trabajo del costo-beneficio, impacto metropolitano, proyectos ejecutivos y los parámetros de obra, entre otros, los hará el Imeplan, “de tal forma que le podamos entregar a los municipios su paquete de proyectos sin necesidad de que tengan que gastar recursos”.

Silva destaca que los primeros proyectos estarán listos en agosto para ser presentados a las nuevas administraciones, con el objetivo de que éstas los tomen en cuenta cuando inicien sus procesos de planeación.

En la coyuntura de los cambios de administración se pretende entregar también dos de los instrumentos pendientes: el Atlas Metropolitano de Riesgos y el Programa de Desarrollo Metropolitano.

“Si logramos que el banco funcione, se convertirá en una de las herramientas más poderosas para la metrópoli”.

La ruta
Para el banco de proyectos se trabajará en el impacto metropolitano. Las obras que tengan alcance metropolitano, pero no sean competencia del Imeplan, serán canalizadas a las instancias que correspondan.
Las obras pasarán por un proceso de validación técnica y la conformación de un proyecto dentro del banco.
Una vez que pase ese filtro, se elaborará el proyecto que deberá contar con tres requisitos: determinar si se alinea a los instrumentos de planeación vigentes, análisis costo-beneficio y la elaboración de proyectos ejecutivos para su validación y registro ante la Secretaría de Hacienda o cualquier otra instancia en donde se puedan adquirir apoyos económicos (Banobras, Fonadin, Banco Mundial o Banco Interamericano de Desarrollo).
Hay 100 millones de pesos adicionales para estudios

No hay comentarios.: