Cuestionan ciclovía de Ramón Corona

En un recorrido por la zona se constató que uno de los principales problemas son los postes y cables en medio del camino para bicicletas. Foto: Grupo REFORMA

Grupo REFORMA/Mural
Guadalajara, México (14 enero 2018).- Peatones y usuarios de la ciclovía de la Avenida Ramón Corona y Santa Margarita denuncian que la ruta tiene fallas, baches y ha generado varios accidentes.

"Yo tomo la de Ramón Corona y la de Aviación y hay árboles, postes, muchísimas cosas. Yo lo veo del lado optimista que por lo menos hay ciclovía pero tiene cosas que mejorar", dijo el ciclista Alejandro Morales.


MURAL hizo un recorrido por la zona de casi tres kilómetros desde Avenida Servidor Público hasta el Tecnológico de Monterrey Campus Guadalajara, en donde se pudo constatar que uno de los principales problemas son los postes y cables en medio del camino para bicicletas, y que en algunas partes los usuarios tienen que bajar a la calle porque termina la ruta de manera abrupta.

"La ciclovía se acaba en cuanto termina el Tec y de ahí sigues hasta el semáforo con el flujo vehicular y ya te incorporas a las otras, es un poco difícil. Hacia Santa Margarita sí está más complejo porque hay muchos cotos y semáforos, la verdad que no está diseñado el flujo para que conviva con las bicicletas", añadió Morales.

Otro de los problemas, según peatones, es la salida de automóviles de la universidad y los reductores de velocidad que instalaron, que invaden la bicisenda y que hacen que las llantas se atoren en los rieles y generen accidentes.

Pero también ha sido un problema para los que caminan. Según testimonios, en el sitio antes había topes que hacían que los autos bajaran la velocidad al salir, pero la universidad los quitó, no hay obstáculos y, por ello, han resultado atropelladas varias personas.

El 3 de abril del año pasado se inauguró la intervención a la Avenida Ramón Corona el la que se invirtieron 57 millones de pesos para ampliar la vía a tres carriles por sentido, se colocó concreto hidráulico "antibaches" por 30 años, se habilitó una ciclovía de 600 metros, y se hicieron banquetas anchas y de accesibilidad universal.

Comentarios