12.2.18

Puras recomendaciones, el manual para ciclistas


Transitan como quieren por la ciudad

Andan por las banquetas, usando audífonos o hablando por celular, poniendo en riesgo al resto de los usuarios de la vialidad; para regularlos se publicó un manual de ciclista urbano, pero no hay quien los vigile y meta en cintura

Por Francisco Andalón López/pagina24Jalisco


Muchos ciclistas se ponen en riesgo al circular sin casco protector, además de utilizar audífonos, sin escuchar lo que pasa a su alrededor; otros más transitan hablando por celular, desentendiéndose de cualquier cosa. Todo esto contraviene el manual del ciclista, que se quedó en letra muerta/Fotos: Francisco Andalón López

Se ha vuelto letra muerta el manual del ciclista urbano que se publicó el 26 de mayo de 2016, con el que se pretendía delimitar los derechos y obligaciones de quienes hacen uso de la bicicleta como medio de transporte, con medidas de seguridad y directrices que estipulaban las zonas de tránsito de este medio alternativo, pero lo ahí estipulado, sólo son recomendaciones.


En este manual, se establece que al subirse a la bici se debe portar casco. Al hacer un conteo rápido, de cada 10 ciclistas, apenas dos cuentan con este aditamento, pero pocos lo portan correctamente como se señala.

Lo paradójico es que ni siquiera aquellos que hacen uso del programa MiBici utilizan el casco y no hay quien se los exija y en la mayoría de las fotografías de este manual, los ciclistas que aparecen, lo hacen sin casco.

En la pirámide de movilidad, se establece que el peatón se ubica en la primera posición, por lo que los ciclistas no deberían transitar por encima de las banquetas, pero basta observar lugares como Plaza Liberación o avenida Juárez para ver cómo se incumple esta medida.

Adicionalmente, muchos ciclistas se ponen en riesgo al circular con audífonos, sin escuchar lo que pasa a su alrededor, en tanto que otros transitan hasta hablando por celular, desentendiéndose de cualquier cosa, pero en el manual del ciclista, sólo se recomienda evitar este tipo de distractores.

Ante estas situaciones, algunos ciclistas reconocieron que hasta ellos infringen algunas de estas recomendaciones que los ponen en riesgo.

“Pues incluso hasta uno mismo, yo, yo me cuento, por la prisa… hay gente, es mayoría la gente que sí cumple y respeta y dentro de eso estamos algunos que no cumplimos lo que deberíamos”, indicó Efrén de la Torre.

“La mayoría de los ciclistas están respetando la ciclovía, pasan por lo que es este la cebra, incluso se van por los carriles determinados, igual yo como ciclista a veces cuando no hay paso, agarro simplemente un poquito de la calle y luego me regreso a la ciclovía”, según Alejandro Corona.

Sandrine es originaria de Francia y consideró que en su país, los ciclistas sí respetan más lo establecido para lograr una mayor seguridad al circular, además de ser conscientes de los señalamientos dispuestos para su tránsito.

“Sí, porque la gente le gusta mucho como cuidar el planeta, cuidar su salud, cada año hay mucho más ciclistas y hay como prevención del gobierno, como campaña para prevenir eso y hay también todos los permisos de conducir, una licencia muy estricta, entonces eso ayuda a la gente a tener la conciencia que una vida se puede detener de la noche a la mañana”.

De acuerdo con el activista Yeriel Salcedo, uno de los creadores de este manual del ciclista, el documento que debería ser tomado como una regla sobre cómo utilizar el espacio público se ha quedado corto porque el gobierno del estado no hizo una adecuada difusión.

“Se mandaron hacer 13 mil ejemplares, que para esta ciudad son pocos, somos 4.8 millones de habitantes y pues 13 mil es una nada, es un suspiro para esta ciudad, entonces en el alcance ha faltado mucho que desear”, lamentó.

En el caso de las medidas de seguridad, como el casco, el también integrante de GDL en Bici, consideró que es un debate que se tiene a nivel internacional, pero lo principal, sería respetar otro tipo de medidas para que no sea obligatorio.

“Que los ciclistas no hagan como maniobras indebidas, que los automovilistas respeten las velocidades máximas, los espacios de no estacionarse, no invadir, entonces haciendo eso, el casco no sería necesario”.

Aunque para que se cumplan estos preceptos, también se requieren cursos de capacitación que sean impartidos para los ciclistas principiantes, tal es el caso de quienes adquieren la tarjeta de MiBici.

No hay comentarios.:

Tendrá retos Paseo Alcalde