15.4.18

Proliferan las rutas ciclistas irregulares

por Violeta Meléndez/ntrguadalajara.com


DAÑO EN LOS CAMINOS. A su paso, los amantes de la bicicleta han generado zanjas en áreas restringidas de La Primavera. (Fotos: Violeta Meléndez)
1/3

De las más de 15 rutas que frecuentan los ciclistas de montaña dentro de La Primavera para sus recorridos lúdicos y deportivos, solo tres están autorizados por el organismo público descentralizado (OPD) del bosque debido a que se adecuaron para evitar la erosión, mientras que el resto de caminos se ha abierto arbitrariamente incluso en zonas restringidas donde ya fueron destruidas obras de retención de suelo con tal de facilitar el paso de las bicicletas.



En un recorrido por el cerro de Planillas, uno de los más altos del bosque y zonificado como área restringida, se encontró una ruta hacia la parte más alta con el suelo en forma de zanja por efecto del paso de las bicicletas que una vez arriba se desplazan a gran velocidad, generando erosión.

Para lograr esa vía de tránsito rompieron vallas de contención, movieron costales y abrieron bloques que se colocaron hace dos administraciones de La Primavera con la finalidad de que, en lluvia, el agua no baje con velocidad y erosione la zona. Ahora, las corrientes ya pueden tomar como cauce la ruta ciclista, degradando el suelo a lo largo del camino.

Para el director del OPD, Marciano Valtierra Azotla, ese tipo de prácticas representa un problema, pero asegura que ha disminuido, ya que este año gestionó casi un millón de pesos para habilitar las rutas Poste-Mosca-Garrison, de tal manera que el impacto de las llantas y el tránsito ciclista no degraden el suelo de jal que caracteriza a La Primavera; sin embargo, sólo abarcan en total 5.5 kilómetros de sendero, lo cual todavía es limitado para las prácticas de los más de 2 mil ciclistas que van al bosque los fines de semana.

“La actividad de ciclismo había estado en completo desorden, estaba generando también situaciones de interacciones negativas entre ciclistas y los propios propietarios que con justa razón se quejaban de que se meten en todos lados. Entonces lo que ahora estamos logrando en acciones colaborativas es algo que nos está permitiendo tomar acuerdos consensuados”, dijo el director en entrevista.

“Lo que no queremos hacer porque nos parece inequitativo es que las decisiones se tomen sin acuerdo de los propietarios, entonces adecuar estas primeras pistas es de las primeras acciones que se han hecho porque para poderlo hacer necesitamos construir procesos de confianza y certidumbre. Lo que estamos haciendo en las pistas no se había hecho nunca en el bosque, en conjunto con los propietarios, ciclistas y nosotros hemos podido tomar estas decisiones”.

El bosque La Primavera es un área natural protegida (ANP) que cuenta con zonificación para realizar determinadas actividades en ciertos espacios, por lo cual, las únicas tres rutas autorizadas para realizar ciclismo son las de Postes, Mosca y Garrison, las cuales se interconectan y a las que se accede a través de la caseta de Mariano Otero.

Otras rutas –ubicadas en el cerro Planillas, el recién incendiado cerro de San Miguel, Pedernales y en otros sitios– no están habilitadas para recibir este tipo de actividades sin que generen impactos negativos en la dinámica del área.

Bosque se regeneraría solo tras los incendios


Ante la inquietud de grupos, asociaciones, estudiantes y comunidad en general que buscan apoyar a La Primavera con jornadas de reforestación cada vez que se registran fuertes incendios, el director del organismo público descentralizado (OPD) del bosque, Marciano Valtierra Azotla, asegura que este espacio natural tiene una alta capacidad de regeneración tras ser perturbado, sin necesidad de este tipo de intervención humana.

A raíz de incendios como el que abarcó 3 mil 78 hectáreas de afectación desde la zona de Cuspala hasta el cerro de San Miguel, dentro del área protegida, han surgido varias iniciativas relacionadas con ir a reforestar por la gran cantidad de vegetación afectada, incluso el propio gobernador Aristóteles Sandoval Díaz lo consideró tras controlarse el siniestro el jueves; sin embargo, Valtierra Azotla descarta que esto sea necesario de forma inmediata.

“Lo que nosotros decimos es ‘denle chance al bosque para que veamos cómo va respondiendo’, con el apoyo de Enrique Jardel, del Instituto de Manantlán, un experto en manejo de bosques e incendios, hemos estado monitoreando y hemos estado encontrando de manera empírica que el bosque solito regresa y eso lo dota de una capacidad de resiliencia impresionante ante los disturbios antrópicos, a los cuales está fuertemente sometido”, declaró.

Aunque los incendios provocados o generados por negligencias y descuidos son dañinos para el bosque porque generan la muerte de gran cantidad de flora y fauna, la asociación pino-encino de La Primavera tiene una alta tolerancia al fuego y es capaz de regenerarse con mayor facilidad respecto a otro tipo de bosques con vegetación más vulnerable.

Ayer se registró un nuevo incendio en la zona de Las Brisas, en La Primavera, pero sólo afectó 200 metros cuadrados de pastizal y se controló en el transcurso de la tarde. Violeta Meléndez

“La actividad de ciclismo había estado en completo desorden, estaba generando también situaciones de interacciones negativas entre ciclistas y los propios propietarios”
Marciano Valtierra Azotla, director del OPD La Primavera

FV/I

No hay comentarios.: