Usuarios padecen deterioro de MiBici


El clima y el uso constante impactan en las condiciones de los vehículos; autoridades reconocen que también han sufrido vandalismo
Por: El Informador

3 de Junio de 2018 - 05:10 hs

Con el éxito del programa MiBici, es común encontrar estaciones con muy pocos velocípedos disponibles. EL INFORMADOR/F. Atilano

Las bicicletas tienen los asientos agrietados, ya casi ninguna cuenta con campana, el manubrio está desgastado y muchos velocímetros están rotos. Son algunas de las quejas que hacen los usuarios del sistema MiBici, quienes critican el deterioro de las unidades.



Lupita utiliza el sistema todos los días para ir a trabajar. Se queja porque faltan campanas en las bicicletas, ya que son indispensables para alertar a automovilistas y peatones de su presencia. “Me han comentado que se las roban y no lo dudo. Pero no entiendo por qué no han puesto nuevas (campanas). Yo me siento mucho más segura en una bicicleta con timbre que en una que no trae. Lo que pasa es que a diferencia del carro o de las motos, las bicis casi no hacen ruido y a veces no se dan cuenta que pasas hasta que estás casi frente a ellos. Con la campanita puedes alertar de tu presencia”.

Gaby, quien también es usuaria frecuente de MiBici, se queja del estado en el que se encuentran los asientos, pues señala que cuando llueve éstos absorben agua por las grietas y dejan inutilizable la bicicleta hasta que se seca.


“Una vez, después de una lluvia, agarré una bici y me mojé toda. Ya había dejado de llover y el asiento ya no se veía mojado, pero no conté con que absorbió el agua de lluvia y, pues ya te imaginarás”.

El director de Movilidad No Motorizada en el Instituto de Movilidad y Transporte del Estado (IMTJ), Felipe Reyes, explicó que si bien esos elementos con deterioro no tienen que ver con la mecánica y el funcionamiento de la bicicleta, sí están relacionados con la percepción, y esa también es importante atenderla. Afirmó que a cada bicicleta se le da un mantenimiento preventivo cada cuatro meses, y cualquiera que tenga un desperfecto recibe mantenimiento correctivo.

“Hicimos un diagnóstico para conocer el estado de las bicis. Encontramos un problema en temas de percepción, que son esencialmente tres: la campana, que ha sufrido vandalismo, el problema de los puños y el asiento. Esos elementos no tienen nada que ver con los frenos, con la transmisión o con las llantas. En realidad, la mayoría de las bicicletas están en buen estado; en el tema mecánico están funcionales, aunque sí es importante cambiar las partes que tienen que ver con la percepción para que den buena imagen”.

Informó que se invertirán 12 millones de pesos en compra de refacciones, lo que dejará a todos los vehículos en “perfecto estado”. Y aunque aclaró que no hay una fecha para que esto se concrete, sí dijo que será “a la brevedad”. Sólo esperan la transferencia de recursos por parte de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (SEPAF).

Comentarios