AMG aún no está lista para zonas peatonales


AMG aún no está lista para zonas peatonales | La Crónica de Hoy - Jalisco
ALCALDE. Antes de peatonalizar deben tomarse en cuenta detalles como el arbolado. Foto: Cortesía UdeG
El  automóvil vino a ocupar gran parte del espacio público. Se ha dejado de lado al peatón por parte de los distintos órganos de gobierno que en sus proyectos no con­templan un orden adecuado que permita la convivencia del transporte público, los automóviles, las bicicletas y los de a pie. Tal es el caso del Paseo Fray Antonio Alcalde en el centro de Guadalajara, así como la zona de la Estación Basílica de la Línea 3 del Tren Ligero y la Glorieta Chapalita. 

De acuerdo con el coordinador de la Maestría en Movilidad Urbana, Transpor­te y Territorio, del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá), de la Universidad de Guadalajara, Fernando Calonge Reillo, aunque la peatonalización es necesaria, dichos proyectos deben de contemplar ciertos criterios para que no afecten a la misma ciudadanía. Por ejemplo, evitar el encandilamiento producido por el piso, ya que a veces se utilizan materiales de color claro, que con la luz del sol genera molestia para los peatones.

“Pensando en las personas mayores, los colores y texturas de las superficies deben de ser lo más neutras posibles, para que faciliten su desplazamiento y no generen estrés o tensión. Si se utili­zan materiales rugosos, coloreados o con gran cantidad de cenefas o estampados, pueden desorientar a las personas que tienen debilidad visual”, señaló. 

Indicó que tras la remodelación de la avenida Tonaltecas, en el Centro Histórico de Tonalá, quedaron pisos que son excesi­vamente llamativos y que pueden ocasio­nar esa desorientación para las personas que tienen deficiencia visual. 

ESPECIES INADECUADAS DE ARBOLADO
Otro aspecto a considerar en la pea­tonalización es la adecuada plantación y selección de especies de árboles que sean compatibles con el entorno. Sobre el hecho de que en el Paseo Fray Antonio Alcalde fueron plantados tabachines, especie cuyas raíces rompen banquetas y tuberías, afirmó que eso fue resultado de una falta de previ­sión. “Hay que tener cuidado, que sea flora autóctona, que es menos invasiva, y hacer compatible el proceso de crecimiento de la especie con la firmeza de los andadores”. 

Además, según el plan integral del Paseo Fray Antonio Alcalde se contem­pla que con la peatonalización de 2.5 kilómetros dejen de circular 100 mil au­tomóviles diarios, para que 200 mil pea­tones tomen el espacio. 

Tras la creación del proyecto, las rutas de transporte público que antes transita­ban por la avenida Alcalde ahora lo hacen por calles paralelas, que no cuentan con las condiciones para soportar el peso y di­mensión de las unidades. 

Actualmente, calles como Mariano Bárcenas y Belén presentan baches y hun­dimientos tras ser éstas las principales via­lidades alternas en el derrotero de las uni­dades que transitaban por esa avenida. 

“Si se traza un medio como la Línea 3 del Tren Ligero y hay peatonalización, debe de haber un rediseño a profundidad de las rutas, como se contempla en los planes iniciales. En el Centro no nece­sariamente requerimos microbuses, en todo caso existen unidades con dimen­siones más pequeñas que generan me­nos impacto, pues tienen menos peso y tamaño”, subrayó el especialista. 

Para la peatonalización, detalló, se debe prever quién pasará por ahí. En un reco­rrido realizado por el área peatonal frente al Mercado Corona, por donde además de peatones y ciclistas circulan unidades del Sitren, calandrias y vehículos oficiales, se verificó el mal estado que presenta el ado­quinado, donde hay pozos que podrían averiar llantas o provocar que alguien su­fra un accidente.

Comentarios