Peatones en riesgo por fallas en semáforos



Peatones en riesgo por fallas en semáforos
Lamentaron que este tipo de tecnología haya quedado en el pasado, situación que aprovechan los automovilistas para “aventarles” el carro e impedirles un cruce seguro
 
Por Francisco Andalón López/pagina24Jalisco
“Complicadísimo cruzar, mira, desde allá, desde allá nos tenemos que venir cuidando, porque es un peligro aquí para andar; se te echan encima, rarísimo es el chofer que te da el pase”, criticó Gloria Cabañas, quien pretendía cruzar calzada Independencia y Javier Mina/Fotos: Francisco Tapia
Sin funcionar, es como se encuentran los semáforos peatonales en diversos puntos de la zona metropolitana de Guadalajara, como es el caso de calzada Independencia, por lo que los transeúntes que por ahí caminan tienen que arriesgarse a pasar sin saber en qué momento el semáforo les dará el paso a los vehículos.

Entrevistados por Página 24, algunos peatones lamentaron que este tipo de tecnología haya quedado en el pasado, situación que aprovechan los automovilistas para “aventarles” el carro e impedirles un cruce seguro, sobre todo en puntos con alta incidencia de vehículos como lo es el centro de Guadalajara.
“Sí, pues yo creo que no planeó bien desde el principio, digo, desafortunadamente a veces hacen obras apresuradas, sin tomar en cuenta pues las cosas que tienen que llevar las calles, por ejemplo, los semáforos que es parte importante de este parabús del Macrobús”, de acuerdo con Salvador Ramos.

“Complicadísimo cruzar, mira, desde allá, desde allá nos tenemos que venir cuidando, porque es un peligro aquí para andar; se te echan encima, rarísimo es el chofer que te da el pase, ahorita ya vistes cómo nos costó para pasar”, criticó Gloria Cabañas, quien pretendía cruzar calzada Independencia y Javier Mina.

Por ser época navideña, policías viales han sido dispuestos en varios cruceros, pero automovilistas calificaron como insuficiente el operativo, en donde realizan cortes parciales para dar mayor agilidad a la circulación de vehículos y seguridad a los peatones. 
 
Pero por la gran cantidad de vehículos que circulan por esta zona es prácticamente imposible que no se generen embotellamientos.
“Está pésimo, insuficiente porque para eso quitaron los puestos para dar mejor servicio, se paran en segunda fila, viene siendo la misma cosa”, lamentó Jesús, un automovilista.

“Está bastante pesado; no creo que el cerrar algunos cruces, como el de Obregón, habilite la vía tendríamos que ver que se tiene que hacer diferente”, consideró Nicolás.

Por momentos, la calle de Álvaro Obregón luce como un estacionamiento, con una larga fila de vehículos, situación que obliga a los policías viales a cerrar la calle y desviar la circulación de los vehículos por la Calzada hacia San Juan de Dios.

Por lo anterior, es que los coches y transporte de carga que por ahí transita, obstruye parte de la Calzada, porque los que transitan sobre López Cotilla y quieren seguir por Obregón no pueden hacerlo y tienen que rodear hasta poder encontrar alguna calle en la que sí se pueda pasar hacia la zona comercial.

Entradas populares