Sólo de promesa mejor transporte



En promedio un tapatío gasta 56 pesos diarios en transporte público, lo que representa el 63% de los ingresos de quienes perciben el mínimo. Foto: Maricarmen Galindo


Fernanda Carapia/Mural
Guadalajara, México (12 febrero 2019).- Gobiernos van y vienen con la misma promesa: mejorar el sistema de transporte público, pero ninguno lo ha logrado.

En 2010, los entonces Alcaldes priistas de Guadalajara, Aristóteles Sandoval; Zapopan, Héctor Vielma, y Tlaquepaque, Miguel Castro, rechazaron la propuesta del Gobierno panista de construir una segunda línea de BRT que fuera de Tesistán a la Nueva Central, por donde se pretende circule la Línea 3 del Tren Ligero, hoy inconclusa.

Ese año se dejaron ir 952 millones de pesos que la Federación aportaría para este derrotero.

La pasada Administración hizo un intento por meter en cintura a los transportistas luego de que la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) saliera a las calles a exigir justicia para Fernanda Vázquez, quien murió atropellada por un camión de la Ruta 611.

Se creó una norma técnica con los criterios de calidad que las unidades de transporte deben tener y se migró al modelo Ruta-Empresa.

Pese a las promesas, Aristóteles Sandoval terminó su gestión sin consolidar el proyecto denominado SiTran, pues de 18 rutas troncales sólo operan ocho, y de 86 complementarias, están en circulación 20.

Sin embargo, pocos cambios se han visto, aseguró Belén Vázquez, presidente del Observatorio de Movilidad y Transporte.

"Hasta el momento ninguna ruta, ni troncal ni alimentadora, cumple con la norma, ni la de vehículos ni la de calidad", aseguró.

Mario Córdova, quien fuera titular del hoy extinto Instituto de Movilidad y Transporte -creador de la norma- admitió que el servicio sigue siendo deficiente, pese a que los adheridos al nuevo modelo se les incrementó el costo a 9.50 pesos.

Vázquez señaló que lo que ha faltado es voluntad política para hacer esta migración y mejorar el servicio.

MURAL publicó ayer que la falta de un sistema de transporte público integral y de calidad orilla a los ciudadanos que ganan el salario mínimo -$88.36- a destinar un 63 por ciento de sus ingresos en camiones, además de invertir hasta cuatro horas en transportarse.

De acuerdo con la presidente del Observatorio, en esta Administración hay la voluntad política de hacer los cambios.

Incluso los camiones adheridos al modelo Ruta-Empresa tienen deficiencias, como la frecuencia de paso, entre otros.

Entradas populares